La Alimentación es la clave para el Éxito Deportivo

Danos tu valoracion

Muchos aficionados al deporte no saben que la alimentación es la clave para el éxito deportivo. A menudo sucede que nos da una pájara a mitad de una carrera, o que nos sentimos muy cansados mientras estamos desarrollando alguna actividad deportiva, en la mayoría de ocasiones el motivo no es otro que una alimentación inadecuada o insuficiente. Si quieres evitar esta tipo de problemas, te aconsejamos que no pierdas detalle de las indicaciones que te damos en el artículo de hoy.

¿Qué comer antes de una prueba o entrenamiento?

Antes de entrenar, o de competir, conviene ingerir entre 1 y 4 gramos de hidratos de carbono por cada kilo de masa corporal y en función de la intensidad de la carrera. Por ejemplo, un hombre que pese 80 kilos deberá ingerir entre 80 y 320 gramos de hidratos de carbono. Con esta ingesta de hidratos nos aseguramos que nuestras reservas energéticas están al máximo, por lo que nuestros músculos rendirán al 100%. Es conveniente que ingiramos los alimentos al menos 2 ó 3 horas antes de la práctica deportiva.

Además, no debemos olvidar hidratarnos correctamente antes, durante y después de la carrera. Tras desayunar, y hasta el momento de la carrera, debemos beber agua en pequeñas cantidades, pero sin excedernos.

Es conveniente no ingerir alimentos ricos en fibra, ya que así evitaremos molestias intestinales o una digestión dificultosa.

Para quienes gustan de tomar café deben saber que la cafeína es un estupendo estimulante muscular, por lo que su ingesta puede mejorar el rendimiento.

¿Qué comer después de correr?

Tras finalizar la práctica deportiva, toca reponer los minerales y otros nutrientes que el cuerpo ha perdido, para ello, conviene seguir una serie de consejos.

Nada más acabar la carrera, es conveniente tomar alimentos ligeros que nos proporcionen hidratos de carbono como pueden ser los geles de carbohidratos, cuya ingesta nos ayudará a recuperar los niveles de glucógeno y a aliviar la sensación de hinchazón de los músculos.

También debemos hidratarnos muy bien durante las dos horas siguientes, así como recuperar parte de los electrolitos perdidos a través de la ingesta de bebidas isotónicas, ricas en sales minerales, que nos permiten recuperar rápidamente los minerales que hemos perdido debido a la sudoración.

Es importante comer pequeñas cantidades de algunos alimentos calóricos que nos ayudarán a recuperar la energía, en este sentido son interesantes los frutos secos y frutas frescas como el plátano.

A la hora de comer, cuando ya hayan pasado unas 3 ó 4 horas desde el final de la carrera, conviene ingerir una comida equilibrada que nos aporte en torno al 60% de hidratos, 25% de grasas y un 15% de proteínas. Fuente:tualdia.com,abc.es

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook