Algunos alimentos que no deben comer los bebés

Algunos alimentos que no deben comer los bebés

¿Nos votas?

Algunos alimentos que no deben comer los bebés

El portal de salud del Reino Unido NHS Choices, ha publicado recientemente un artículo en el que habla de algunos de los alimentos que no deben comer los bebes menores de 1 año. Es importante conocer cuáles son estos alimentos para cuidar la salud de nuestros pequeños. En Cocina Casera ya os hemos hablado de algunos de los alimentos que presenta el informe de NHS Choices, como el azúcar, sobre el que podéis ampliar vuestra información con la lectura de nuestro artículo: “golosinas: envenenando a los niños“.  A continuación, os listamos otros de los alimentos incluídos en la lista y que  debemos evitar dar a los pequeños.

  • Sal.

Numerosos estudios, como el publicado en 2006 por Heird y colaboradores, señalan que los bebés de entre 6 y 11 meses consumen unas dosis de sal que superan en un 33% las recomendaciones. La sal debe ser evitada, puesto que es perjudicial para los riñones de los pequeños. Solo a partir del año, se puede incluir un poco de sal, mejor yodada, en su alimentación. Del mismo modo, y por su alto contenido en sal, se desaconseja usar pastillas de caldo o salsas en la alimentación de los bebés.

  • Azúcar

Los bebés no necesita azúcar. Los alimentos azucaradas, especialmente las bebidas, favorecen la aparición de caries. Para endulzar los alimentos podemos hacer uso de numerosas frutas o leche materna.

  • Miel

Si damos miel a los pequeños pensando que así se benefician de sus supuestas propiedades medicinales, debemos saber que en 2010 la Autoridad Europea de Seguridad Alimenticia publicó un informe en el que concluye que no hay evidencias científicas que respalden estas creencias.  Además, su contenido en azúcar es similar al del azúcar blanco, por lo que su consumo favorecerá igualmente el aumento de los casos de caries dental. Por si estos no fuesen suficientes motivos, el consumo de miel puede provocar botulismo, debido a que esta sustancia puede contener bacterias capaces de producir toxinas en el aparato digestivo.

  • Frutos secos enteros

Aunque son muy beneficiosos para la salud, se debe evitar administrarlos enteros ya que pueden causar ahogamiento. Se desaconseja su consumo a niños menores de 5 años, y, en el caso de que se les den a probar antes de esa edad, se aconseja que sea siempre bajo la supervisión de un adulto.

  • Alimentos desnatados o bajos en grasa

Los niños están en pleno crecimiento, y las grasas son esenciales como fuente de calorías y como alimentos que suelen ir acompañados de algunas vitaminas liposolubles. Por lo tanto, se aconseja que los niños tomen alimentos enteros y que se evite administrarles aquellos alimentos que son bajos en grasas.

  • Ciertos pescados y mariscos

Debido a los niveles de mercurio presentes en algunos peces, NHs Choices desaconseja el consumo de especies como pez espada, marlin o tiburón. El Ministerio de Sanidad de España añade a la lista el atún rojo y el lucio. El mercurio está presente en las aguas debido a la  elevada contaminación medioambiental y los peces lo van acumulando a lo largo de su vida, por lo que las especies de gran tamaño, de vida más larga que otras, presentan mayores niveles de este elemento. Está también desaconsejado el consumo de crustáceos de manera habitual, ya que estos presentan importantes niveles de cadmio, que es otro metal pesado que se acumula en el organismo, especialmente en el hígado y los riñones, pudiendo ocasionar graves trastornos.

  • Alimentos crudos de origen animal

Los alimentos crudos, como los huevos, el pescado y algunos productos cárnicos, pueden provocar infecciones por bacterias que liberan toxinas, por lo que su consumo está totalmente desaconsejado en bebés y en adultos.

  • Espinacas, borrajas y acelgas

El Ministerio de Sanidad español, aconseja controlar las cantidades que damos a los bebés de estos alimentos. Los nitratos presentes en los vegetales, sobre todo en los de hoja verde, se transforman en nitritos en nuestro organismo. A elevadas concentraciones, este compuesto puede ocasionar metahemoglobinemia, que se manifiesta como una coloración azulada de la piel provocada por una falta de oxígeno en la sangre.

  • Bebidas de arroz y algas

Las algas pueden presentar elevadas concentraciones de yodo, lo que aumenta el riesgo de que se produzcan daños en el organismo de los más pequeños y de los adultos. En cuanto a las bebidas de arroz,  suelen contener elevados niveles de arsénico, que es un compuesto presente en muchas bebidas y alimentos, pero los niveles hallados en el arroz son preocupantes, por lo que la leche de arroz debe evitar ser administrada a lactantes y niños.

  • Alimentos basura

NHS Choices desaconseja dar a los pequeños alimentos carentes de valor nutricional y ricos en grasas saturadas y azúcares, como es el caso de pasteles, bollería, patatas fritas, etc.  Desgraciadamente, en países como España, esta comida basura está cada vez más presente en las meriendas y cenas de los más pequeños. créditos fuente @consumer

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook