5 – Pan sin Gluten

[membership_breadcrumbs style=”7″ omgpageId=”1671″]

[op_liveeditor_element data-style=””]

Pan sin Gluten

[/op_liveeditor_element]

[op_liveeditor_element data-style=””][text_block style=”style_1.png” align=”left”]Pan sin gluten. Rápido de preparar y además, podemos guardarlo para usarlo durante muchos desayunos.

En esta receta queremos destacar las fantásticas propiedades de dos de sus ingredientes principales: El Lino y La Harina de Almendras.

EL LINO

Nos alimenta prácticamente igual que si tomaramos un complemento alimenticio:

En 100 g de semillas de lino, encontrarás la dosis diaria recomendada de vitamina B1, magnesio y fibra y 44 veces la dosis diaria de omega 3; además de fósforo, cobre, proteína, selenio, hierro…

Además, si tienes problemas con el colesterol o la glucosa en sangre, te sorprenderás de la eficacia de esta semilla a la hora de regular su nivel.

LA HARINA DE ALMENDRAS
Es apta para celíacos y recomendable para diabéticos, ayuda a regular el azucar en sangre y tiene propiedades anticancerígenas además de:

Buena para el corazón: aumenta los antioxidantes en el flujo sanguíneo, mejorando la circulación y reduciendo la presión arterial.

Aporte energético: Tiene grasas saludables, macronutrientes y micronutrientes lo que supone el cóctel perfecto para conseguir un alimento muy energético.
No engorda: Mucha gente cree que la harina de almendra engorda y están equivocados. Las grasas de la harina de almendras no están saturadas, por lo que son grasas saludables.

¡ Y vamos ya con la receta !

INGREDIENTES:
1 taza de mozzarella rallada (Puedes utilizar Mozzarella light si lo prefieres)
1/4 taza de queso crema (Puedes utilizar Queso crema light si lo prefieres)
1 taza de harina de almendras
1/4 taza de semilla de lino molido
1 huevo
1 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio

 

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será juntar los dos tipos de queso y derretirlos en el microondas. Una vez derretidos y mientras estén todavía calientes le añadimos un huevo y lo mezclamos bien con la ayuda de un tenedor. Es importante que los quesos estén calientes para que se puedan mezclar bien con el huevo.

Por otro lado, mezclamos los ingredientes secos que son la harina de almendras, la semilla de lino molida y el bicarbonato de sodio.

En un bol a parte mezclamos todos los ingredientes anteriores. Tanto los quesos con el huevo como los ingredientes secos que iremos añadiendo poco a poco.
Comenzaremos mezclandolo todo con un tenedor y por último lo amasamos con las manos.
(Un truco para que no se nos quede pegado a las manos es mojárnoslas antes con agua).

Una vez que lo tengamos bien amasado vamos a dividir la masa en 6 piezas. Las colocaremos sobre una bandeja de horno y usaremos papel especial de horno antiadherente para que no se peguen y para que la limpieza posterior sea más fácil.

Amasamos cada una de las piezas dándoles forma de bolitas un poco aplastadas.

Le echamos por encima unas semillas de sésamo y lo metemos al horno durante unos 10 o 12 minutos hasta que queden doradas.
(El horno debe estar previamente calentado a 190ºC, lo que equivale a 375ºF).

Puedes rellenar estos panes con lo que más te apetezca
pero en esta ocasión nosotros lo hemos rellenado de crema de cacahuete y fresa

Y así de fácil tienes un pan sin gluten, bajo en calorías y rico en fibra.[/text_block][/op_liveeditor_element]

[op_liveeditor_elements][/op_liveeditor_elements]