Brioche de requeson

Brioches de requesón

Danos tu valoracion

El brioche es un dulce de origen francés al que también se denomina pan de leche y es muy rico para desayunos o meriendas acompañado, por ejemplo, de mermelada. Normalmente lleva en su composición una cantidad considerable de mantequilla y por este motivo hay personas que renuncian al placer de comerlo por motivos de salud. Yo os voy a proponer una forma de hacer brioche más saludable porque se sustituye la mantequilla por requesón. Para que os hagáis una idea, si 100 g de mantequilla tienen unas 700 calorías, 100 g de requesón no llega a las 200. Y os aseguro que el sabor y la textura es muy bueno.

He hecho unos brioches individuales en moldes de flan pero, si lo preferís, podéis hacerlo en moldes grandes, de plumcake por ejemplo, y así se os conservará blando durante más tiempo.

Os aconsejo que utilicéis una amasadora para elaborar la masa, aunque sea una pequeña de mano como he hecho yo, porque a mano es bastante difícil, por lo menos a mí me lo parece.

Ingredientes [Para 10 o 12 moldes individuales de flan]

  • 400 g de harina de todo uso.
  • 200 g de requesón.
  • 7 g de sal.
  • 70 g de azúcar.
  • 20 ml de leche.
  • 20 g de levadura de panadería fresca.
  • 4 huevos, más uno para pintar la superficie de los brioches.
  • Semillas de amapola (opcional).

Elaboración de la receta

  1. Entibiaremos un poco la leche y diluiremos en ella la levadura.
  2. En el recipiente en el que vayamos a amasar colocaremos todos los ingredientes y los trabajaremos con una amasadora a baja velocidad al menos 15 minutos. Obtendremos una masa homogénea y elástica.
  3. Taparemos el recipiente con plástico de cocina y lo dejaremos reposar durante unas 6 horas en la nevera.
  4. Tras el periodo de reposo pondremos un poco de aceite sobre la mesa de trabajo y en el rodillo, volcaremos la masa sobre la mesa y la extenderemos formando un rectángulo de 1 cm de grosor.
  5. Si queréis ponerle a la masa semillas de amapola como he hecho yo, debéis hacerlo en este momento.
  6. Espolvorearemos la semillas por toda la superficie.
  7. Ayudándonos de una rasqueta de pastelería enrollaremos la masa formando un cilindro, lo trocearemos en 8 o 10 porciones y las introduciremos en las flaneras que habremos untado previamente con mantequilla. La masa deberá llenar el molde más o menos hasta la mitad, no más porque se os derramaría al crecer.
  8. Dejaremos que la masa repose unas dos horas en un lugar cálido y sin corrientes de aire (yo pongo los moldes en el horno apagado que previamente he templado a unos 50º C).
  9. Cuando la masa ha duplicado su tamaño pintaremos los brioches con huevo batido, le pondremos semillas de amapola y los hornearemos a 200º C con la resistencia arriba y abajo durante 10 minutos. Luego bajaremos el horno a 180º C y hornearemos 15 o 20 minutos más.
  10. Para que no se os quemen los brioches, cuando alcancen el color que nos guste les colocaremos encima papel de aluminio.
  11. Sacaremos los brioches del horno y dejaremos que se enfríen, fuera de los moldes, sobre una rejilla.
  12. Una vez fríos los guardaremos envueltos en papel de aluminio.
    A partir del día siguiente tienen mucho más sabor.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook