El Uso del Microondas No Perjudica a los Alimentos

El Uso del Microondas No Perjudica a los Alimentos

Danos tu valoracion

Nuevos estudios refuerzan los argumentos de quienes avalan que el uso del microondas no perjudica a los alimentos ni a las personas. En el artículo de hoy queremos explicar el funcionamiento de este electrodoméstico y por qué su uso no puede afectarnos. ¿Nos seguís?

La ciencia avanza a pasos de gigante, los investigadores disponen cada vez de herramientas más precisas y avanzadas para llevar a cabo sus estudios, tanto es así, que lo que hace un año se consideraba perjudicial para la salud, a día de hoy parece no serlo tanto. Nuevos estudios refutan a los anteriores, lo que, en muchas ocasiones, genera en el consumidor la incertidumbre, a veces ya no sabemos qué creer, qué será verdad o qué no, y es que, a menudo, se hace necesario ser muy crítico con la información que cae en nuestras manos.

Siempre que surge algún nuevo descubrimiento no tardan en aparecer voces críticas que auguran que su uso tendrá nefastas consecuencias para la humanidad. El tiempo no tarda en demostrar que esas voces estaban equivocadas. El caso del microondas resulta curioso, porque si bien las autoridades llevan décadas asegurando que su uso no tiene consecuencias para la salud de las personas, ni para los alimentos, sigue habiendo voces empeñadas en afirmar lo contrario.

¿Qué tipo de radicación emiten los hornos microondas?

Los hornos microondas emiten radiaciones electromagnéticas con las que consiguen calentar los alimentos. Si bien es cierto que hay radiaciones electromagnéticas que son capaces de dañar las células, esto solo sucede en el caso de las radiaciones ionizantes, procedentes, por ejemplo, de materiales radioactivos, de la radiación ultravioleta de alta frecuencia o de los rayos X.

El microondas emite radiaciones no ionizantes, que no entrañan riesgo para la salud. No hay estudios que alerten del uso de este tipo de radicación emitida por el horno microondas de nuestros hogares. A menudo el hecho de confundir las radiaciones ionizantes con las no ionizantes es el motivo que lleva a numerosos terapeutas a considerar peligroso a este pequeño electrodoméstico.

El microondas no destruye los nutrientes

El microondas cocina los alimentos gracias a la emisión de unas ondas muy parecidas a las ondas de radio pero que se mueven a una velocidad mayor. Al mover a gran velocidad el agua que contienen los alimentos, el microondas logra calentarlos. Esta capacidad de calentar se aprecia antes en los líquidos que en los sólidos. Por tanto, las ondas que emite este electrodoméstico no causan rotura de enlaces ni alteran la estructura molecular de los alimentos. De hecho, se considera que las reacciones químicas que tienen lugar dentro del microondas son idénticas a las que se producen cuando usamos métodos de calentamiento convencionales.

De hecho, se señala incluso que, puesto que el tiempo de calentamiento es más reducido, y los alimentos no son sumergidos en agua, la pérdida de nutrientes es menor que con las técnicas tradicionales.

En 1982 un estudio publicado en la revista Critical Reviews in Food and Nutrition afirmaba que, desde el punto de vista nutritivo, apenas hay diferencias entre cocinar en una olla o en un horno microondas.

Para muchos expertos la conclusión es clara: puesto que la destrucción de los nutrientes está estrechamente relacionada con el tiempo que los sometemos a una alta temperatura, en el microondas se produce una menor pérdida de los mismos. Si, además, cocinamos el alimento en agua, una parte de los nutrientes se perderán en el caldo de cocción.

También la Universidad de Harvard, en su informe sobre “Cocción con microondas y nutrición”, afirma que el uso de este electrodoméstico preserva mejor que otros métodos los nutrientes de los alimentos.

En cualquier caso, es necesario que respetemos las instrucciones con respecto al tiempo e intensidad de cocción para cada alimento. Además, os recordamos que la mayoría de recipientes de plástico no son aptos para microondas, y que solo debemos usar aquellos que han sido fabricados para tal uso. Imagen:flickr/breville

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook