Albóndigas con semillas de sésamo

Albóndigas con semillas de sésamo

Danos tu valoracion

Las albóndigas con semillas de sésamo son una auténtica ricura, además como hemos preferido hacer esta receta de carne al horno te garantizamos un almuerzo o una cena de lo más sana y nutritiva. Con ingredientes que contienen múltiples beneficios podemos disfrutar en casa de un plato igual de delicioso que nuestra receta de albóndigas en salsa de almendras. Si quieres cocinar algo bien rico no lo dudes más y elige una de estas recetas, seguro que no te arrepientes…

Ingredientes para 4 personas

Para las albóndigas:

  • Carne de ternera picada – 500 gramos
  • Ajo – 2 unidades
  • Huevo – 1 unidad
  • Cebollino – 3 cucharadas
  • Harina – 2 cucharadas
  • Sal – media cucharadita
  • Aceite de sésamo – 1 cucharada

Para la salsa:

  • Vinagre de arroz – 50 mililitros
  • Ajo – 2 dientes
  • Miel – 2 cucharadas
  • Pimienta negra – una pizca
  • Aceite de sésamo – 2 cucharadas
  • Semillas de sésamo para decorar

Pasos para hacer albóndigas con semillas de sésamo

  1. Lo primero es encender el horno a 200ºC para que se vaya calentando en lo que hacemos las albóndigas.
  2. En un bol o recipiente mezclamos bien la carne con el ajo picado, la harina, el huevo, el cebollino, la sal y el aceite de sésamo.
  3. Cuando los ingredientes este bien mezclados entre sí hacemos la forma de las albóndigas con la masa resultante. Después, colocamos en una bandeja y horneamos durante 15 minutos.
  4. Mientras se hornean las albóndigas hacemos la salsa y para ello en un bol batimos bien los ingredientes. Pasamos a una cazuela y calentamos unos minutos.
  5. Cuando las albóndigas estén listas introducimos a la cazuela con la salsa y si es necesario dar un puntito más de calor encendemos el fuego unos minutos y servimos.
  6. Decoramos con un poco de semillas de sésamo por encima de cada plato y disfrutamos de estas ricas albóndigas con semillas de sésamo.

Notas y consejos

Si te gusta el picante añade una cucharadita de jengibre fresco a las albóndigas y cogerá ese saborcillo que sin pasarnos resultará agradable al paladar. Este tubérculo además nos ayuda a combatir los problemas digestivos, por lo que sentará de maravilla a nuestro estómago…

 

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook