Cebolla Caramelizada o Confitada

1 h y 10 m
kcal/100gr: 230
Fácil

Por raro que parezca por su nombre, la receta de cebolla caramelizada no lleva azúcar, la propia cebolla contiene este ingrediente y al cocinarlo despacio hace que caramelice.

Elaborar cebolla caramelizada es rápido y sencillo, tan solo hay que tener en cuenta un par de indicaciones, y dedicar algo de tiempo a pelar y cortar la cebolla del tamaño que deseemos. El tipo de corte estará relacionado con el fin al que vayamos a destinar la cebolla, si queremos que ésta se vea, asumiendo una buena parte del protagonismo de un plato, la cortaremos en juliana, y, si queremos que pase desapercibida, la picaremos finamente.

La cebolla caramelizada es una base estupenda para muchas salsas. Añádela a una base de pizza justo después del tomate, y sorpréndete con su delicioso sabor. Introduce este ingrediente en nuestra receta de pizza con salchichas alemanas, o en nuestra tortilla de patatas sin huevo, y disfruta del toque dulzón que la cebolla caramelizada transmite a los platos.

Prueba esta receta de cebolla caramelizada sin azúcar, totalmente saludable.
Puede acompañar a carnes a la plancha, puedes elaborar todo tipo de tostas y canapés con tus ingredientes favoritos, perfecta para acompañar con quesos, o incluso puedes añadirlo a pizzas, perritos,hamburguesas para darles un toque diferente... Atrévete a probar cosas nuevas!

Cebolla Caramelizada o Confitada

Ingredientes para 1 tapa para 2 perdonas

  • Una cebolla dulce grande
  • Un chorro de aceite de oliva)
  • Agua (dos cucharadas)

Pasos de la Cebolla Caramelizada

  1. Para esta sencillísima receta necesitamos una sartén, y paciencia. Cortaremos la cebolla dulce en juliana, lo más fina posible, así agilizaremos el proceso de pochar.
  2. Después echaremos un chorro de aceite de oliva en una sartén en la que quepa cómodamente la cebolla y para poder moverla bien.
  3. La dejamos a fuego medio y moviendo de vez en cuando para que no se queme. Notaremos como poco a poco va amarilleando, y después empieza a oscurecerse.
  4. Cuanto más tiempo pase, mas jugos soltara la cebolla y más dulce es. Además es conveniente ayudarse con una cucharadita de agua para ayudar a la caramelización de la cebolla.
  5. Cuando hayamos calculado que ha pasado al menos una hora en la sartén, nuestra cebolla caramelizada estará lista para usar.

Notas y Consejos

Si tienes prisa, y necesitas la cebolla caramelizada, no uses azúcar blanquilla, es preferible que te ayudes con una cucharadita de miel, asi ayudaras a agilizar la caramelización.

Cebolla Caramelizada

¿Te ha gustado?

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook