Cenar hidratos de carbono no engorda

Cenar hidratos de carbono no engorda

Danos tu valoracion

Cenar hidratos de carbono no engorda

En nuestro artículo; alimentos que debemos evitar por la noche antes de irnos a dormir, os listábamos una serie de alimentos que, según algunas fuentes, es mejor no consumir por la noche, entre ellos, aparecen los carbohidratos contenidos en alimentos como la pasta o las patatas. Sin embargo, hoy, en Cocina Casera, desmentimos la idea de que cenar hidratos de carbono hace que engordemos ya que, aunque siempre nos han dicho que comer por la noche pasta, patatas o arroz puede hacernos ganar peso, recientes estudios han demostrado lo erróneo de esta afirmación. En el presente artículo te contamos además los motivos por los que no debes dejar de consumir carbohidratos a partir de cierta hora.

El consumo de hidratos de carbono sin horario

El motivo que se suele apuntar para desaconsejar el consumo de hidratos de carbono por la tarde, o la noche, es que a partir de esas horas, en las que nos acercamos al momento de descansar, el cuerpo ya no usa los hidratos de carbono, por lo que, si los consumimos, éstos acabarán acumulándose en forma de grasas.

Aunque sí que es cierto que el cuerpo disminuye el gasto energético durante la noche, los hidratos de carbono no deben ser suprimidos, ya que es necesario que se mantengan unos niveles adecuados de los mismos durante todo el día (incluida la noche) para evitar que se produzcan picos de insulina.

El cuerpo no entiende de relojes que son ajenos al mismo y que nos marcan las horas adecuadas a las que se debe o no consumir un determinado alimento, por ello, el consumo de hidratos de carbono a esas supuesta horas inadecuadas no va a hacer que aumentemos de peso.

No hay motivos para suprimir su consumo

Los carbohidratos son la principal fuente de energía de la que nuestro organismo hace uso para mantenerse en correcto funcionamiento. Por cada gramo de hidratos de carbono obtenemos 4 kcal, que equivale a la mitad de calorías que tienen las grasas y al mismo número de calorías que las proteínas.

Diversos estudios han puesto de manifiesto que el consumo de carbohidratos por la noche mejora considerablemente la pérdida de grasa durante el día al mismo tiempo que nos ayuda a mantener bajo control nuestra saciedad, evitando que piquemos a cualquier hora. Además, otros estudios señalan que las dietas con un 50% de hidratos de carbono están relacionadas con un menor Índice de Masa Corporal en la edad adulta.

Los hidratos de carbono son algo más que energía

Para aportar a nuestro cuerpo la energía que necesita diariamente es recomendable incluir los hidratos de carbono en nuestra dieta en la cantidad adecuada, ya que, de otro modo, se hace complicado que podamos lograr esos niveles de energía necesarios para el correcto funcionamiento de todos nuestros sistemas.

A la hora de planificar nuestra alimentación, debemos elegir carbohidratos complejos, ya que, además de energía, nos aportan fibra que nos ayuda a mantenernos saciados evitando así picar entre horas. Además, la fibra mantiene en forma nuestros intestinos y nos ayuda a regular los niveles de colesterol.

Cuando a lo largo del día ingerimos un exceso de calorías, éstas se acumulan en forma de grasa, sin embargo, no comiendo hidratos de carbono lo que conseguimos es que nuestro cuerpo pierda agua y masa muscular, lo que nos hace bajar de peso pero no quemar la grasa acumulada.

Por todo lo expuesto, nuestra recomendación es que no te prives de cenar hidratos de carbono, ni suprimas las cenas, ya que, si lo haces, aumentará tu ansiedad, y tu cuerpo te pedirá grasas y proteínas para calmar esa ansiedad, lo que a su vez hará que consumas menos hidratos de carbono de los que necesitamos a diario.
Fuente: @blog.medicadiet

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook