El riesgo de cáncer de mama disminuye con la dieta mediterránea

El riesgo de cáncer de mama disminuye con la dieta mediterránea

¿Nos votas?

Si bien hace unos días comentábamos que el cafe podría prevenir el cáncer, hoy os traemos una nueva noticia igual de esperanzadora, pero esta vez relacionada con la dieta mediterránea.

Constantemente estamos escuchando hablar sobre la dieta mediterránea y sus grandes ventajas. Y es que esta dieta se basa en un consumo muy diverso entre verduras, pescado, patatas, legumbres, fruta y aceite de oliva. Pues bien, según un estudio reciente, la dieta mediterránea podría reducir hasta un 30% el cáncer de mama.

En este estudio, cuyos resultados se han expuesto en la revista British journal of cáncer, se estudiaron los patrones de la alimentación en unas 2000 mujeres. De esta observación se extrajo la conclusión de que la dieta mediterránea es muy beneficiosa para mujeres con cáncer de mama agresivos, lo llamados triple-negativos y para los cuales, actual y desgraciadamente no existe aún ningún tratamiento quimiopreventivo.

De igual forma que se ha encontrado la dieta más adecuada, también se ha observado la más perjudicial, y esta es la dieta occidental, la cual esta basada en un elevado consumo de dulces, bebidas calóricas y productos grasos.  Esta dieta en vez de reducir, puede aumentar hasta un 40% el riesgo de desarrollar tumores de mama, tal y como lo ha detallado la investigadora del centro nacional de microbiología del Carlos III llamada Marina Pollán.

Para poder llevar a cabo este estudio, como ya se ha comentado participaron más de 2000 mujeres, de las cuales, 1017 tenían cáncer de mama y otras 1017 estaban perfectamente sanas, y además tenían unos 50 años de media. Para poder realizarlo han participado hasta 23 unidades de oncología, y el mecanismo a seguir es que todas las mujeres debían cumplimentar un cuestionario donde detallaban la alimentación que habían seguido en los últimos 5 años.

Diferenciar las grasas

Además de estas dos dietas nombradas, se descubrió un tercer patrón, al que le pusieron el nombre de dieta “prudente”. Esta dieta se basa en comer productos bajos en grasas además de frutas, verduras y zumos. Esta dieta no ha demostrado que disminuya o aumente la probabilidad de tener tumor de mama y eso que es una dieta más baja en grasas. Con lo cual, tal y como dice Pollán “la grasa per se no es un factor determinante de riesgo de estos tumores”
También advierte que se debe diferenciar las grasas buenas de las grasas malas, que son las presentes en la bollería industrial.

En este estudio también se analizaron los efectos de cada una de las dietas en los diversos tipos de tumores, es por ello que se observó y se llegó al resultado de que la dieta mediterránea era de mayor protección en los tumores triple-negativos.

Miguel Martín, el presidente de GEICAM cree que si se realizara un estudio similar con otro tipo de tumor, como podría ser el de próstata en los hombres, probablemente se llegaría a un mismo resultado. créditos-Fuente:20minutos.com Imagen-Flickr:Steven Depolo

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook