Quiche de hinojo y tomate

Quiche de hinojo y tomate

¿Nos votas?

Quiche de hinojo y tomate

Con los quiches me pasa como con las pizzas; ¡me encantan! Los suelo preparar con todo tipo de ingredientes; verduras, carnes, pescados, etc. En Cocina Casera podéis encontrar recetas tan sabrosas como la del tradicional quiche Lorraine, o la del quiche con roquefort. Y es que es este un plato muy versátil, que admite cualquier combinación que se os ocurra.

En casa preparamos quiche al menos una vez al mes. Es una elaboración ideal para esos días en los que no tenemos mucho tiempo que dedicar a la cocina. La masa la podemos hacer incluso el día previo, y dejarla reposar en la nevera hasta dos horas antes de preparar el pastel, momento en el que la sacamos para que se atempere.

En la receta de hoy os propongo un quiche muy saludable, elaborado con hinojo y tomate fresco, que combinan de maravilla dando lugar a un plato con un sabor y aroma espectaculares. El broche de oro de este pastel lo ponen las semillas, que durante el horneado se tuestan aportando a la preparación unas delicadas notas a frutos secos.

Id preparando todos los ingredientes para que nada se os olvide que arrancamos con la receta.

¡¡Vamos allá!!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

Para la masa:

  • Harina de trigo – 200 gramos
  • Sal – una pizca
  • Aceite de oliva – 50 gramos
  • Agua – 75 gramos

Para el relleno:

  • Hinojo – 1 unidad
  • Tomate – 300 gramos
  • Huevo – 3 unidades
  • Ajo – 2 dientes
  • Queso rallado – 100 gramos
  • Nata líquida – 200 ml
  • Leche – 100 ml
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Pipas de girasol – 15 gramos
  • Pipas de calabaza – 15 gramos

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos la receta preparando la masa que servirá de base para nuestro quiche. Para ello, ponemos en un cuenco la harina. Añadimos la sal y mezclamos. Vertemos el aceite y el agua. Con la ayuda de una rasqueta de panadería, o de una espátula, mezclamos. Terminamos amasando a mano hasta que obtengamos una masa de textura uniforme. En ese momento, tapamos el cuenco con un plástico y dejamos que la masa repose mientras preparamos los ingredientes del relleno.
  2. A continuación, quitamos las hojas al bulbo de hinojo y cortamos éste en rodajas de, aproximadamente, 1 centímetro de grosor. Ponemos las rodajas en una olla, cubrimos con agua, sazonamos y llevamos a ebullición. Cuando el agua rompa a hervir, cocinamos hasta que el hinojo esté tierno, lo que puede llevarnos unos 15 ó 20 minutos. Cuando acabe la cocción, ponemos las rodajas en un escurridor y reservamos.
  3. Laminamos el tomate en rodajas gruesas y reservamos.
  4. Ponemos los huevos en un cuenco y batimos.
  5. Pelamos los dientes de ajo y los machacamos en un mortero con un poco de sal. Echamos los ajos machacados en el cuenco donde tenemos los huevos batidos.
  6. Añadimos al cuenco la nata líquida, la leche, una pizca de sal y la pimienta negra molida. Batimos bien con la ayuda de una varilla.
  7. Precalentamos el horno a 200ºC.
  8. Ponemos la masa sobre la mesa de trabajo y, con un rodillo, la estiramos hasta formar una lámina circular con un grosor de unos 2 milímetros. Transferimos la masa al molde para quiche. Pasamos el rodillo por el borde del molde para retirar el exceso de masa, que podemos usar para ponerlo en alguna de las zonas del borde que haya podido quedar con poco masa.
  9. Ponemos un papel vegetal sobre la lámina de masa y lo ajustamos a ésta. Cubrimos el papel con garbanzos crudos. Los garbanzos impedirán que la masa suba durante el horneado.
  10. Metemos el molde al horno y horneamos, a 200ºC, durante 15 minutos.
  11. Sacamos el molde del horno y retiramos el papel vegetal con los garbanzos.
  12. A continuación, colocamos dentro del molde las rodajas de hinojo y de tomate. Ponemos el queso rallado y vertemos el contenido del cuenco donde hemos batido los huevos. Por último, repartimos por encima las pipas de girasol y calabaza.
  13. Metemos al molde al horno y horneamos, a 200ºC, durante 30 minutos o hasta que el huevo cuaje.
  14. Desmoldamos y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Si tenéis problemas con el consumo de huevo, podéis elaborar igualmente este plato, en ese caso, se sustituyen los huevos por 75 gramos de nata líquida y otros 75 gramos de leche. Se calientan ambos ingredientes en un cazo con dos gramos de agar-agar, o un poco de gelatina, y se añade a la mezcla con el resto de ingredientes.

La masa que hemos preparado para elaborar este quiche nos puede servir para preparar cualquier otro, así como para preparar otros platos.

Sentíos libres para quitar o poner ingredientes a esta receta hasta adaptarla a vuestros gustos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook