Cómo Congelar Tomates

Cómo Congelar Tomates

Valoraciones

1 h y 10 m
Fácil
2 personas

¿Te encanta el sabor de los tomates frescos pero odias verlos desperdiciarse cuando no los consumes a tiempo? ¡No te preocupes! Congelar tomates es una excelente manera de conservar su frescura y sabor para disfrutar en cualquier momento. Además, es fácil y rápido.

A lo largo de la historia, la gente ha buscado maneras de conservar los alimentos, y aunque el tomate no es nativo de todas partes del mundo, su popularidad ha llevado a la creación de técnicas como ésta para mantenerlos frescos durante más tiempo. Así que, si estás interesado en aprender cómo congelar tomates correctamente, ¡sigue leyendo!

Ingredientes para Cómo Congelar Tomates para 2 personas

  • 4 tomates medianos
  • 1 bolsa de plástico para congelador. Capacidad 1 litro.

Cómo hacer la receta de Cómo Congelar Tomates

  1. Lava los tomates cuidadosamente bajo el grifo para eliminar la suciedad y los residuos. Luego, seca los tomates con papel de cocina o un paño limpio.
  2. Retira los tallos y cualquier parte dañada de los tomates. A continuación, corta los tomates en rodajas, cubos o mitades, según tu preferencia.
  3. Coloca las piezas de tomate en una bandeja para hornear o un plato grande en una sola capa, sin que se toquen entre sí. Introduce la bandeja en el congelador durante aproximadamente una hora, o hasta que los tomates estén firmes al tacto.
  4. Una vez que los tomates estén congelados, retíralos del congelador y colócalos rápidamente en la bolsa de plástico para congelador, tratando de eliminar la mayor cantidad de aire posible. Cierra bien la bolsa.
  5. Etiqueta la bolsa con la fecha y el contenido, y vuelve a introducirla en el congelador. Los tomates congelados se conservarán durante unos seis meses.
  6. tomates-dentro-bolsa

Notas y Consejos

Para obtener los mejores resultados al congelar tomates, sigue estos consejos y trucos:

Utiliza tomates maduros pero firmes, ya que su textura y sabor se conservarán mejor.
Evita congelar tomates demasiado maduros o blandos, ya que su textura no será agradable al descongelarlos.
Puedes congelar diferentes variedades de tomates, pero ten en cuenta que algunas podrían perder algo de textura al descongelarse.
Si planeas utilizar los tomates para salsas, sopas o guisos, no es necesario que los cortes en pedazos antes de congelarlos. Simplemente congélalos enteros.
Para descongelar los tomates, colócalos en un recipiente y déjalos en el refrigerador durante varias horas o toda la noche. También puedes sumergir la bolsa en agua fría para acelerar el proceso.

¿Has probado nuestra receta de congelar tomates? ¡No olvides compartir tus experiencias y mencionarnos en las redes sociales! Si buscas más recetas similares o consejos de conservación, visita nuestro buscador o echa un vistazo a las recetas relacionadas que encontrarás debajo. ¡Nos encantaría ver tus resultados y saber cómo te ha ido con esta técnica de conservación!

Sigue el Canal de WhatsApp de Cocina Casera, donde encontrarás todas las nuevas recetas, el Menú Gratuito semanal y los nuevos Vídeos.

Seguro que estas recetas te encantan:

Si te ha gustado esta receta de Cómo Congelar Tomates te aconsejamos no te pierdas más Técnicas y no olvides seguirnos en Youtube donde tenemos más de 1.000 Vídeos gratis para ti. HAZ CLICK AQUÍ.

Jose Balandin
Últimas entradas de Jose Balandin (ver todo)
Tenemos más de 1.000 Vídeo Recetas gratis para ti en nuestro Canal de YouTube