Cómo hacer la barbacoa perfecta

Cómo hacer la barbacoa perfecta

¿Nos votas?

La barbacoa nos permite disfrutar del sol y el aire que nos ofrecen los espacios abiertos, además, nos brinda la oportunidad de hacer de la comida un momento de encuentro con familiares y amigos. A pesar de lo que mucha gente pueda creer, hacer una buena barbacoa no consiste solamente en encender un buen fuego y echar encima unos trozos de carne o verdura, si queréis que la experiencia sea todo un éxito, hay que tener en cuenta una serie de factores. Hoy os vamos a enseñar cómo hacer la barbacoa perfecta. Además, os recomendamos también la lectura de nuestro artículo; Truco: cómo hacer el asado perfecto.

Consejos para preparar la barbacoa perfecta

Aspectos como la elección de los ingredientes, la preparación del fuego o el momento idóneo para añadir sal son cruciales a la hora de preparar una barbacoa, a continuación os damos algunos consejos que os serán de gran ayuda.

Elegir bien el producto

Si queréis tener éxito a lo primero que debéis prestar atención es a la carne que vais a comprar. Aunque mezcléis distintos tipos, es importante que sean de calidad. Del cerdo os recomendamos el secreto, la pluma, las costillas o los chorizos. Del cordero, sin duda, las chuletas. Y de la ternera destacar el solomillo y el entrecot.

Es importante sacar la carne del frigorífico al menos dos horas antes de cocinarla para que tenga tiempo de atemperarse.

Añadir verduras

Si queréis preparar una barbacoa más saludable, y que sea rica en texturas y sabores, os aconsejamos que cocinéis, además de carne, verduras variadas, las que mejores resultados suelen dar son berenjena, calabacín, champiñones, etc. Lo mejor es hacerlas en rodajas no muy gruesas, o incluso en tacos que podéis usar para armar ricas brochetas.

El fuego

A la hora de encender el fuego debemos evitar usar pastillas, ya que con seguridad alterarán el sabor y aroma de la carne. En su lugar, es preferible emplear maderas que ardan lentamente, como es el caso de la encina o el roble. Para aumentar la cantidad de brasas, podemos poner un poco de carbón vegetal y esperar unos 30 minutos hasta que se caliente. Si queréis aromatizar la carne podéis usar hierbas como romero, tomillo, que pondremos sobre las brasas justo en el momento de colocar la carne.

El orden adecuado

Pondremos las carnes más finas en primer lugar, dejando suficiente separación entre ellas como para poder darles la vuelta con comodidad. Las carnes que necesitan más tiempo (más gruesas) las pondremos a continuación y, por último, las verduras.

Prestar atención al fuego y a la carne

Para que todo salga a pedir de boca, es importante que la persona que esté encargada de la parrilla no la abandone hasta que no se saquen las últimas carnes. Un descuido puede arruinar la comida. Podemos hacer más llevadera la espera picoteando mientras vigilamos la carne, a la vez que tomamos un vino o una cerveza.

La sal siempre al final

Nunca debemos poner sal a la carne antes de colocarla en la parrilla, es uno de los errores más comunes que provocan que la carne desprenda una mayor cantidad de jugos, lo que sin duda ocasionará un producto final seco. Lo mejor es poner la sal poco antes de retirar la carne de la parrilla, o incluso en el momento de servirla.

Limpiar de la barbacoa

No debemos apagar las brasas arrojando agua sobre ellas, lo mejor es dejar que se apaguen poco a poco antes de proceder a retirarlas. En cuanto a los restos de grasa, no deben preocuparnos, forman una capa de protección que se quemará cuando volvamos a usar la barbacoa. Fuente:cocinatis.com

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook