Picadillo de Morcilla de Calabaza

Picadillo de Morcilla de Calabaza

Danos tu valoracion

Esta es una de las recetas tradicionales de la gastronomía extremeña. Es una elaboración vinculada a la matanza del cerdo, ya que con ella se suelen preparar las famosas morcillas de calabaza. Uno de los ingredientes estrella de esta receta es el pimentón. Esta es una receta sencilla, que requiere tiempo de reposo entre los pasos, aún así, podéis prepararla fácilmente en casa. Una vez lista, se puede servir caliente con un poco de pan.

Con este picadillo también es tradicional elaborar morcillas de calabaza, para ello se introduce en tripas y se seca, dando lugar a un producto que resulta ideal para usar en cocidos o comer en crudo.

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Calabaza – 1 kg
  • Tocino – 300 gramos
  • Cebolla – 1/2 unidad
  • Dientes de ajo – 1/2 cabeza
  • Sal – 20 gramos
  • Orégano – 1 cucharada pequeña
  • Pimentón – 20 gramos

Pasos del Picadillo de Morcilla de Calabaza

  1. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado quitamos la piel a la calabaza y la cortamos en trozos grandes.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en cuartos.
  3. Ponemos ambos ingredientes en una olla y los cubrimos con agua. Llevamos a ebullición y cocinamos durante 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.
  4. Pasado el tiempo de cocción, retiramos del agua y ponemos en un escurridor durante unos minutos.
  5. A continuación. pasamos ambos ingredientes a través de un pasapurés.
  6. Pasamos el puré a un colador y dejamos que el agua vaya escurriendo lentamente durante 24 horas.
  7. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente o los procesamos con una prensa para ajos. A mí me gusta más esto último, ya que el ajo queda mejor distribuido. Tras procesarlos, los ponemos en un cuenco.
  8. A continuación, añadimos al cuenco el tocino picado y mezclamos con la ayuda de una cuchara.
  9. Incorporamos el puré de cebolla y calabaza y continuamos mezclando.
  10. Añadimos el orégano, la sal y el pimentón y mezclamos una vez más. Tapamos la mezcla, la llevamos a la nevera y la dejamos reposar hasta el día siguiente. Con este reposo conseguimos que todos los sabores se integren y potencien.
  11. Al día siguiente, ya podemos freír el picadillo, para ello, hacemos uso de una sartén antiadherente. No es necesario que pongamos grasa, ya que con la que contiene el tocino será suficiente. Freímos durante unos minutos, removiendo regularmente, para que el picadillo se cocine homogéneamente por todos lados.

Anotaciones y Consejos

El preferible que compréis el tocino ya picado, ya que cortándolo a mano no lograréis que quede tan fino como con el uso de un picador profesional.

Los tiempos de reposo que marca la receta son necesarios para conseguir un plato de gran sabor y textura, cualquier intento de acortar el tiempo de preparación irá en detrimento de la calidad final de este plato.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook