Sopa de aguaturmas

Sopa de aguaturmas

Danos tu valoracion

Sopa de aguaturmas

La aguaturma, o también conocida, entre otros, como pataca o tapinambo, es una planta de la misma familia que el girasol, y que es cultivada porque los tubérculos que forma bajo tierra son comestibles, presentando importantes cualidades nutricionales. Éstos presentan un aspecto que guarda cierta similitud con la patata y el jengibre, de hecho, la primera vez que compré aguarturmas, ignorante de mí!!, lo hice porque estaba convencido de que me llevaba a casa una raíz de jengibre. Los tubérculos de esta planta han sido usados desde hace décadas para alimentar a los animales, y, solo en épocas de escasez, se le solía hacer un hueco en las despensas. La aguaturma presenta una textura parecida a la de la patata, siendo más harinosa, y un sabor dulzón que a algunas personas les recuerda al de las alcachofas. Entre sus numerosas cualidades cabe destacar la presencia en su composición de inulina, sustancia que es capaz de regular los niveles de colesterol. Es además una excelente fuente de fósforo y magnesio.

En la cocina puede ser usada en numerosas preparaciones. En esta ocasión he preparado una deliciosa sopa en la que las aguaturmas son las absolutas protagonistas. El resultado es un plato de textura muy agradable, ideal para tomar como entrante o para degustar durante una cena ligera.

En el recetario de Cocina Casera podéis encontrar otras recetas de ricas sopas, como es el caso de la tradicional y exquisita sopa de cebolla, o una receta típica de Cataluña que se suele preparar en Navidad como es la sopa de galets.

Empezad a preparar todos los ingredientes, para que nada se nos olvide, que ya nos metemos en faena.

Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Aguaturmas – 700 gramos
  • Puerro – 2 unidades
  • Mantequilla – 25 gramos
  • Zumo de naranja – 4 cucharadas
  • Naranja – 1 unidad
  • Caldo verduras – 250 ml
  • Perejil picado – 2 cucharadas pequeñas
  • Diente de ajo – 1 unidad
  • Leche – 150 ml
  • Yogur natural – 125 gramos

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos la receta preparando las aguaturmas. Si fuese necesario, las lavamos para quitarles los restos de tierra que puedan presentar. Ahora debemos decidir si las vamos a cocinar al vapor, ya sea en una olla a presión o en una vaporera acoplada a una olla normal, o también podemos optar por cocerlas en abundante agua. Sea como sea, lo importante es cocinarlas hasta que estén tiernas. Para comprobar el punto de cocción, pinchamos con la punta de un cuchillo y si esta penetra con facilidad, ya podemos apartarlas del fuego.
  2. Una vez cocidas, las ponemos en un plato y dejamos que se enfríen un poco.
  3. Cuando podamos manipularlas, les retiramos la piel y ponemos la carne en un cuenco. Con la ayuda de un tenedor, formamos una especie de puré. No es necesario que la textura sea muy fina, con romper un poco la carne será más que suficiente. Reservamos.
  4. Limpiamos los puerros y los cortamos en trozos medianos.
  5. Pelamos y laminamos el diente de ajo.
  6. Ponemos a calentar la mantequilla en una olla. Cuando se funda, añadimos el diente de ajo y los puerros. Cocinamos, a fuego medio, hasta que el puerro esté tierno. En ese momento, añadimos a la olla el puré de aguaturma y mezclamos.
  7. A continuación, añadimos el caldo vegetal, la leche y el zumo de naranja. Removemos y calentamos hasta que empiece a hervir suavemente. Cocinamos durante 3 ó 4 minutos y apartamos del fuego.
  8. Con la ayuda de una batidora eléctrica, trituramos el contenido de la olla hasta formar un puré de textura fina y homogénea en el que no se aprecien grumos.
  9. Una vez triturado, añadimos la nata y mezclamos.
  10. Justo antes de servir la crema, picamos finamente las hojas de perejil y rallamos un poco de la piel de la naranja.
  11. Servimos nuestra sopa bien caliente con un poco de perejil picado y corteza de naranja rallada por encima.

Anotaciones y Consejos

Si no podéis encontrar aguaturmas os animo a que preparéis esta receta haciendo uso de patata y calabaza a partes iguales. Aunque el resultado no sea el mismo que el obtenido con las aguaturmas, sin duda, obtendréis igualmente un plato delicioso.

Para dar un toque diferente a esta sopa os sugiero que cortéis en tacos pequeños unas rebanadas de pan de molde y que las friáis en la sartén con abundante aceite, de este modo tendréis unos ricos picatostes que podemos presentar junto a la sopa para que el comensal los añade justo en el momento de degustarla.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook