Alimentación vegana: ¿posible vivir sin alimentos de origen animal?

Alimentación vegana: ¿posible vivir sin alimentos de origen animal?

Danos tu valoracion

El término veganismo, del inglés veganism, hace referencia a aquellas personas que se abstienen de usar en su dieta alimentos de origen animal, así como tampoco los utilizan en sus vestimentas, ni asisten a espectáculos donde a los animales se les usa como entretenimiento.

Los vegetarianos, por su parte, sí suelen consumir algún producto obtenido de los animales, como pueden ser productos lácteos, miel, huevos, estableciéndose en este grupo distintas clasificaciones en base a si solo toman lácteos (lacto-vegetarianos), si solo toman huevos (ovo-vegetarianos), si toman leche y huevos (ovo-lacto-vegetarianos).

En Cocina Casera puedes encontrar diversas recetas que son aptas tanto para veganos como para personas con intolerancia a las proteínas de origen animal. Puedes verlas en nuestra sección de recetas veganas.

¿Se puede vivir sin consumir alimentos de origen animal?

Según numerosos estudios, la alimentación vegana es saludable siempre que se tengan en cuenta una serie de reglas que no se deben descuidar.

  • Alimentación variada. Alimentarse con todo tipo de alimentos, de la forma más variada que podamos, es la mejor manera de garantizar a nuestro organismo el suministro de los principales nutrientes. Este punto no solo es importante para las personas que abrazan el veganismo, si no que es válido para cualquier dieta, más incluso para aquellas en las que se come carne y pescado. Demasiado a menudo ocurre que las personas que toman carne y pescado, descuidan la ingesta de otros alimentos tan importantes como la fruta y la verdura. De hecho, y como apuntan numerosos científicos, la ingesta de carne se debe reducir a 2 ó 3 veces a la semana.
  • Tomar complementos de vitamina B12. La vitamina B12, o cobalamina, no es producida por plantas, animales u hongos. Exclusivamente, su síntesis se debe a la actividad de un grupo de bacterias que viven en el suelo. Los herbívoros, al comer hierba, ingieren tierra, por eso en su carne encontramos esta vitamina. En el caso de los veganos, esta vitamina, de vital importancia para nuestro cuerpo, debe ser ingerida en forma de complementos, ya que su deficiencia puede producir graves desórdenes en el organismo.
  • Tomar bebidas ricas en vitamina C. Sobre todo en las comidas, ya que con ello se favorece la asimilación del hierro.
  • Evitar el consumo de productos refinados. Es el caso de harinas blancas, azúcares y harinas pasteleras. Esta regla es válida también en cualquier dieta. El consumo de productos refinados, muy alejados del estado que presentan estos alimentos de forma natural, provoca en nuestro organismo desordenes importantes, ya que estos productos han sido desprovistos de su parte integral, que es la más valiosa, al ser esta donde se presentan la mayoría de ácidos grasos, vitaminas y minerales. En el caso de la elaboración de harinas, el grano de cereal es despojado de su capa externa, rica en vitaminas y minerales, y de su germen, rico en ácidos grasos. Lo que al consumidor le queda son hidratos de carbono, que, convertidos en antialimentos, roban al cuerpo los minerales y vitaminas que tiene acumulados para que pueda metabolizarlos. Los alimentos refinados ocasionan numerosas enfermedades, entre las que cabe destacar obesidad y diabetes, por constituir ambas en la actualidad una epidemia a escala mundial.
  • Evitar abusar de grasas y aceites. Este punto cobra mayor relevancia si se padece algún tipo de dolencia cardiovascular. Los aceites esenciales contenidos en algunos alimentos son la mejor opción a la hora de suministrar a nuestro cuerpo las necesarias grasas.
  • No consumir alimentos elaborados industrialmente. Esta regla también es aplicable a todo tipo de dietas.
  • Dar prioridad a frutas, legumbres, verduras, frutos secos y alimentos integrales. Como en el caso de otras reglas de este listado, esta también es aplicable a cualquier dieta.

Para concluir, solo cabe apuntar que son muchos los estudios que avalan que, siguiendo una serie de recomendaciones, como las que acabamos de exponer, es posible alimentarse sin productos de origen animal. Imagen:flic.kr/p/SUBPD Fuentes:Wikipedia,Provegan

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook