berlinas caseras

Berlinas caseras

¿Nos votas?

Si os gustó nuestra receta de Berlinas de azúcar, seguro que también os gusta la receta que os compartimos a continuación, se trata de unos deliciosas berlias cubiertos con chocolate blanco y decorados con corazones de pasta de azúcar. No os perdáis esta divertida elaboración y disfrutad en casa haciéndola con la ayuda de vuestros hijos, ellos estarán encantados de poder echar una mano.

No os dejéis engañar por la apariencia de estos pequeños dulces, porque la realidad es que su elaboración es muy sencilla y rápida, de hecho, todo el proceso no os llevará más de 1 hora. Aunque podéis comprarlos en cualquier comercio de alimentación, estas berlinas caseras son superiores a cualquier versión comercial. Además, al hacerlos en casa, tenéis un control absoluto de los ingredientes empleados, pudiendo personalizarlos a vuestro gusto, bañándolos en chocolate negro, en glaseado de azúcar, sirope, etc.

Ingredientes [Para 60 unidades]:

  • Harina de trigo – 200 gramos
  • Azúcar moreno – 100 gramos
  • Aceite de girasol – 60 gramos
  • Huevo – 1 unidad
  • Leche – 200 gramos
  • Sal – 1 cucharada pequeña
  • Levadura química – 1 cucharada pequeña
  • Vainilla líquida – 1 cucharada pequeña

Para decorar:

  • Chocolate blanco – 200 gramos
  • Colorante en pasta – 1/4 cucharadita
  • Sprinkles – al gusto

Pasos de las Berlinas caseras

  1. Mezclamos en un cuenco la sal y el azúcar.
  2. Cascamos el huevo y vertemos su contenido en el cuenco. Con la ayuda de una varilla batimos hasta obtener una mezcla de textura cremosa.
  3. Vertemos el aceite de girasol y la vainilla líquida y volvemos a mezclar. Hacemos lo mismo con la leche.
  4. En otro cuenco mezclamos la harina con la levadura química.
  5. Con la ayuda de un colador, tamizamos la mezcla sobre el cuenco donde tenemos la mezcla líquida. Mezclamos hasta obtener una masa de textura uniforme en la que no se aprecien grumos formados por harina.
  6. A continuación, introducimos la masa en una manga pastelera.
  7. Untamos el molde con un poco de grasa (mantequilla, aceite, etc).
  8. Cortamos la punta a la manga pastelera y llenamos las cavidades del molde hasta la mitad de su capacidad.
  9. Llevamos el molde al horno, precalentado a 180º C, y horneamos durante 15 minutos.
  10. Pasado el tiempo de cocción, retiramos del horno y dejamos que el molde se temple antes de desmoldar las pequeñas rosquillas. Repetimos el proceso hasta acabar con toda la masa.
  11. Pasamos las rosquillas a una rejilla metálica y dejamos que se enfríen por completo.
  12. A continuación, preparamos el chocolate para decorarlos, para ello, ponemos a fundir el chocolate blanco al baño María.
  13. Una vez fundido, lo apartamos del fuego y sumergimos una parte de las rosquillas, solo sumergimos la mitad de las piezas. Seguidamente, las ponemos sobre una rejilla metálica y las decoramos con los corazones de azúcar. Dejamos sobre la rejilla para que el chocolate solidifique. Si queremos acelerar el proceso, podemos meterlas en la nevera durante 20 minutos.
  14. Coloreamos el chocolate que nos ha sobrado con un poco de colorante alimentario. Sumergimos las rosquillas que nos quedan hasta la mitad de la pieza, y las decoramos con los corazones. También podemos repartir un poco de chocolate por encima de las rosquillas que hemos bañado con chocolate blanco, de este modo conseguimos un contraste de color muy llamativo.
  15. Una vez que el chocolate ha solidificado, ya podemos servir nuestros ricas berlinas.

Anotaciones y Consejos

Los sprinkles son unas pequeñas piezas de pasta de azúcar que se usan para decorar productos de repostería. En esta receta los hemos usado con forma de corazón, pero los tenéis también en forma de fideos, bolas, círculos, etc.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook