Bizcocho de Plátano con Harina de Espelta

Bizcocho de Plátano con Harina de Espelta

¿Nos votas?

En esta ocasión hemos preparado un bizcocho clásico pero diferente, lo haremos con Harina de Espelta, un tipo de harina mucho más sano que los refinados, con un aporte nutricional impresionante. De esta forma, podrás hacer bizcochos caseros mucho más sanos. La espelta es un cereal que supera nutricionalmente al trigo, siendo, además, más digestivo.

Para los que no conozcáis la espelta, os dejamos una breve descripción: Es una variedad de trigo que comenzó a ser cultivada por el hombre hace unos 7000 años. Es considerada como el cereal a partir del que se originaron todas las variedades de trigo que conocemos en la actualidad. A pesar de haber estado a punto de desaparecer, sus grandes cualidades nutricionales han hecho que su cultivo sea recuperado.

En la cocina, la espelta puede ser usada para la elaboración de gran número de productos; panes, galletas, bizcochos, pasta, cerveza, etc.

En nuestra página ponemos a vuestra disposición gran número de recetas en las que la espelta es la protagonista, si hacéis uso de nuestro buscador podréis encontrar, entre otras, recetas tan interesantes como nuestro pan casero de espelta, lavanda y masa madre. Si, además, queréis ampliar vuestra información sobre este cereal no os perdáis nuestro artículo; “La espelta. Propiedades y beneficios de su consumo“.

¿Queréis saber cómo preparar un irresistible bizcocho de plátano con harina de espelta integral?

Ingredientes Para 8 personas

  • Harina de espelta integral – 250 gramos
  • Huevos – 3 unidades
  • Azúcar – 160 gramos
  • Aceite de girasol – 100 gramos
  • Levadura química – 16 gramos
  • Plátanos – 2 unidades
  • Pepitas de chocolate – 75 gramos
  • Nueces – 70 gramos
  • Canela – 1 cucharada pequeña

Elaboración del Bizcocho de Plátano con Harina de Espelta

  1. En primer lugar, mezclamos en un cuenco pequeño la harina con la levadura química y la canela en polvo. Reservamos.
  2. Cascamos los huevos y vertemos su contenido en un cuenco.
  3. Añadimos el azúcar y batimos con el accesorio de varillas de la batidora eléctrica o con un batidor de mano. Debemos batir hasta que el azúcar se disuelva.
  4. Seguidamente, incorporamos el aceite de girasol mientras continuamos batiendo para que se incorpore a la mezcla.
  5. A continuación, pelamos los plátanos y los machacamos con la ayuda de un tenedor. Los incorporamos al cuenco y batimos.
  6. Ahora, comenzamos a añadir, poco a poco, la mezcla de harina, levadura y canela, al tiempo que continuamos batiendo.
  7. Ponemos las nueces en el mortero y las machacamos ligeramente. A nosotros nos gusta dejar trozos grandes para encontrarlos luego en el bizcocho, a vuestra elección queda procesarlas más o menos.
  8. Finalmente, ponemos en el cuenco las pepitas de chocolate y las nueces troceadas y batimos una última vez para que ambos ingredientes se distribuyan de manera uniforme por la masa.
  9. Pincelamos el molde con un poco de aceite de girasol y lo espolvoreamos con harina. Damos unos pequeños golpes al molde para que el exceso de harina se desprenda y lo retiramos.
  10. Vertemos la masa en el molde.
  11. Metemos el molde en el horno. Horneamos, a 180ºC, durante 50 minutos o hasta que el interior del bizcocho esté cocido. Para comprobar el punto de cocción, pinchamos un palillo y nos aseguramos de que, al retirarlo, no presenta restos de masa. Si los presentase, prolongamos la cocción durante unos minutos más.
  12. Una vez que el bizcocho esté listo, lo dejamos enfriar sobre una rejilla metálica antes de desmoldarlo.
  13. Cuando se haya enfriado, ya podemos desmoldar y servir.

Anotaciones y Consejos

Es importante que prestéis atención a la superficie del bizcocho hacia la mitad del horneado, si observáis que está cogiendo mucho color os recomendamos que lo tapéis con un trozo de papel de aluminio para impedir que se queme.

El tiempo de horneado es aproximado y va a depender, fundamentalmente, del modelo de horno que tengáis así como del tipo de molde que uséis. Lo ideal es que vayáis comprobando el punto de cocción de la masa hacia el final del tiempo estimado y alarguéis el horneado si fuese necesario.

Para esta receta hemos usado un molde de 20 centímetros de diámetro, si usáis uno de mayor tamaño es posible que el tiempo de horneado se reduzca ligeramente. No os aconsejamos que el molde sea de un tamaño inferior al que hemos empleado.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook