Consejos para comprar pescado fresco

Consejos para comprar pescado fresco

¿Nos votas?

¡Hola, Cocinacas! ¿Cómo estáis hoy? Al ir a comprar al super podemos fijarnos en que hay algunos pescados más frescos que otros. Pero, ¿Conoces las partes en las que te tienes que fijar para saber si ese pescado es de buena calidad? ¿Sabrías realmente apreciar su frescura? ¡En esta entrada te explicaremos todo para conseguir el mejor pescado fresco! Por cierto, quédate hasta el final del post porque te contaremos en qué debes fijarte para comprar pescado congelado de calidad.

El mejor Pescado Fresco: Cuatro cosas en las que fijarse

Consejos para comprar pescado fresco

El pescado fresco se caracteriza por no haber sido congelado y sus propiedades totales son parecidas a las del pescado vivo. Sabiendo esto, tenemos que fijarnos en que el pescado esté lo menos deteriorado posible. Es decir, que se parezca a un pez en el agua. Para ello tenemos que fijarnos en cuatro factores principalmente, según el centro AZTI:

En los ojos

Al observar los ojos, éstos deben de ser brillantes, deben estar limpios y no se tienen que mezclar los colores, es decir, que estén bien definidos y diferenciados. Se debe notar el volumen de los ojos redondeados de manera convexa. Aunque, hay excepciones: La merluza y bonito del norte pueden tienen los ojos planos o casi planos para indicar su gran frescura. Unos ojos sin brillo, mates,  apagados, hundidos e hinchados son indicativos de que ese pescado no es muy fresco.

En la piel

Para indicar la mayor frescura, esta tiene que estar limpia, brillante y sus colores deben estar bien definidos. Una piel sin brillo, de colores mate, sin contraste y con aspecto seco indicará que ese pez tiene muy poca frescura.

En las agallas

En esta parte del pez fijarnos en su olor y su color. Un pescado muy fresco tendrá un color rojo intenso u oscuro, rojo rosado en el caso de la merluza. Su olor debe ser fresco, a mar. En cambio, un pescado poco fresco tendrá unas agallas decoloradas, de aspecto pardo y su olor será algo amoniacal, también a cuero o fecal.

En la textura

Una mayor frescura en el pescado vendrá determinada por un tacto firme y rígido. En cambio, un pescado menos fresco será blando y si lo tocas no recuperará la forma.

También debemos fijarnos aparte del pescado en sí, en sus alrededores. Tiene que estar en contacto directo con el hielo, nada de estar amontonado, para conservar bien la temperatura. Otro aspecto a observar es si esta sobre hielo o lo que queda es solo agua. Los pescaderos suelen estar muy pendientes, pero nunca está de más fijarnos en todo, ¿no crees?

Y si eres de los que le encanta el pescado en conserva, ¡para ti también tenemos recomendaciones! Nuestro consejo es que si quieres conseguir la mejor opción, debes intentar que el líquido que acompañe al pescado sea aceite de oliva virgen extra o sólo agua y sal. 

El pescado congelado: En qué fijarse

Consejos para comprar pescado fresco

Llegamos al final del post y toca hablar del pescado congelado, tal y como te hemos prometido. Éste suele pescarse en temporada alta y una vez conseguido, en los propios barcos factoría y de manera muy rápida, se procede a su limpieza y eviscera. Posteriormente, se envasa y se congela rápidamente para conservar muy bien sus propiedades. Pero antes de comprarlo, debes fijarte principalmente en dos factores que te harán ver si se encuentra en buenas condiciones:

La cadena de frío

La calidad del pescado congelado vendrá determinada por su calidad inicial y por lo bien que se ha conservado durante el almacenamiento. Además, debemos saber que el pescado aguanta en buenas condiciones unos 3-6 meses en congelación. Pero, por supuesto, no se debe romper esta cadena del frío.

El envase

Teniendo esto en cuenta, vamos a fijarnos en que el pescado esté totalmente congelado, ya que la cadena de frío puede fallar en ocasiones, aunque no es lo habitual. Habría que fijarse en el envase, que no esté roto, que no presente colores extraños u oscuros por quemaduras de frío. Asimismo, también debemos fijarnos en que el tiempo de congelación no sea mayor de 6 meses, ya que sus grasas pueden oxidarse al cabo de algún tiempo y si esto sucede, el pescado no va a estar en perfectas condiciones.

¡Hasta aquí el post de hoy Cocinacas! Esperamos haberos ayudado con estos tips y que a partir de ahora escojáis el mejor pescado posible. Si lo consumes con regularidad, no te puedes perder esta receta de Salmón en Papillote o esta receta, con vídeo incluído, de Pescado al Horno para toda la familia y que te será muy fácil de preparar. Y ya sabes, cualquier duda o sugerencia que tengas no olvides dejarla en los comentarios.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook