Los problemas más habituales al hacer tartas

Los problemas más habituales al hacer tartas

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! Ya sabes que la repostería exige cantidades exactas y seguir cada paso de la receta. Sin embargo, estamos seguros de que alguna vez al hacer tartas estos no te han salido como en los vídeos o fotografías y no sabes por qué. Para intentar darte una respuesta y que consigas los mejores resultados a partir de ahora en tus próximos postres, hemos elaborado una pequeña guía para solucionar los problemas más habituales en repostería.

Dentro de nuestra sección de técnicas de cocina aportamos consejos útiles para que cocinar te resulte lo más sencillo posible. Y es que muchas veces, los platos no nos salen como esperamos por pequeños fallos que cometemos y no nos damos cuenta hasta que nos lo dicen o lo leemos. Por ejemplo, al cocinar al horno: estos son los 5 errores que más cometemos.

A continuación iremos viendo cuáles son los problemas que suelen surgir al hacer tartas de distintos tipos e intentaremos decirte cuál es el motivo porque el surge cada uno de ellos y cómo solucionarlo.

Problemas en las tartas de mantequilla

Problemas al hacer tartas como esta de queso

Se hunde por el centro mientras se hornea

El principal motivo por el que se suelen hundir los pasteles por el centro cuando están en el horno es porque se fuerza la masa a subir demasiado rápido, debido a que la temperatura del horno está muy fuerte.

Se hunde por el centro tras sacarla del horno

Esto suele significar que no ha terminado de hacerse.

Tiene bultos y grietas en el centro

Normalmente es debido a que el molde es demasiado pequeño o a que el horno estaba demasiado caliente. Los pasteles cocinados en moldes de cake o de corona suelen agrietarse un poco debido a las limitaciones de espacio.

Se pega al molde

Es porque la tarta tiene demasiado azúcar o edulcorante en la receta. Si la tarta lleva miel, sirope o si se va a utilizar un molde nuevo, es recomendable forrarlo, una vez engrasado, con papel de hornear.

Se desmorona al cortarlo

Puede que sea porque se ha batido demasiado la mezcla de los ingredientes o que los huevos se incorporaron muy rápidamente.

La corteza es gruesa, está quemada y se queda sin hacer por dentro

Seguramente el pastel se ha horneado durante mucho tiempo o la temperatura era demasiado elevada. Además, si el molde es demasiado pequeño, la parte de arriba se pasará mientras que el interior no terminará de hacerse del todo.

Problemas habituales al hacer tartas de fruta

Problemas al hacer tartas de fruta

La fruta se hunde al fondo de la tarta

Puede ser por varios motivos. Porque se haya lavado la fruta pero no se ha secado bien. También puede ser debido a que la masa del pastel esté muy líquida (porque se ha batido demasiado) para soportar el peso de la fruta. O quizá porque se haya usado harina leudante en vez de harina corriente en la receta.

Es importante que la fruta siempre esté bien picadita para que la masa pueda sustentarla con facilidad.

La mezcla batida se corta

También nos encontramos con varios motivos. Se puede deber a que los huevos y la mantequilla no estaban a temperatura ambiente. Quizá porque los huevos no se añadieron con la rapidez suficiente a la mezcla cremosa de mantequilla y azúcar. O, en el caso de que los huevos usados fueran demasiado grandes, la mezcla no pudo absorver el exceso de líquido.

En muchos casos, si los huevos que se van a usar superan los 60 gramos de peso, es preferible prescindir de uno de los indicados en la lista de ingredientes o si no, se debe añadir solo la yema de uno de los huevos.

Además, la mezcla cortada puede hacer que cuando se vaya a cortar la tarta esta se desmorone.

La base de la tarta está quemada

Es debido a que nos hemos equivocado en la posición de la tarta dentro del horno, a que se ha horneado a una temperatura superior o que el molde estaba mal forrado.

Las tartas de fruta necesitan protección durante el largo tiempo de cocción establecido. Las que tienen un diámetro de 22 cm. o menos, requieren tres capas de papel de hornear. Si tienen un diámetro mayor entonces necesitarán una o dos hojas de papel de estraza y tres de papel de hornear.

Manchas de color en la tarta

Aparecen cuando los ingredientes no se han mezclado bastante o los restos del cuenco no se han incorporado bien a la mezcla en el momento en el que se vierte la masa en el molde.

La superficie de la tarta queda desigual

Es porque la rejilla o el propio horno están inclinados. También puede ser porque la masa no se repartió homogéneamente en el molde. Para que no ocurra esto último se recomienda utilizar siempre una espátula mojada para igualar la superficie de la masa.

¿Cual de estos problemas te ha ocurrido alguna vez? Cuentanoslo a través de los comentarios y también cuál fue la peor tarta que hiciste.

¡Esperamos que las soluciones que te hemos dado te ayuden a mejorar! Y para que las pongas en práctica, te dejamos la receta de esta tarta de cerezas, que te va a encantar.

Proximamente publicaremos otro artículo en el que hablaremos sobre los principales problemas que surgen a la hora de hacer un bizcocho y qué hacer para que no vuelvar a surgir.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube