Dieta del Ayuno Intermitente: ¿Es realmente útil?

Dieta del Ayuno Intermitente: ¿Es realmente útil?

¿Nos votas?

¡Buenas Cocinacas! ¿Cómo estáis hoy? En esta ocasión te hablaremos de una dieta que cosechó muchísimo éxito durante el año pasado y que hoy en día se sigue utilizando por muchas personas: La Dieta del Ayuno Intermitente.

Ayunar es una práctica que se viene dando durante siglos y que consiste en aplazar voluntariamente la ingesta de comida por motivos religiosos, de salud o de cualquier otro tipo. En este caso, te hablaremos del poder del ayuno intermitente para adelgazar y sobre todo, librarte de esa grasa acumulada en tu cuerpo que tan desagradable es.

Este tipo de dietas presentan beneficios pero también peligros, por lo que si tu IMC es bajo o no lo necesitas realmente, te lo desaconsejamos. Sin embargo, si estás realizando una dieta baja en calorías con el objetivo de adelgazar pero te has quedado estancado, puede que esta dieta sí que te pueda ayudar. Para ello, tendrás que acompañarla de un mínimo de ejercicio: Puedes caminar durante 5 días a la semana o entrenar en el gimnasio durante 3 días, siempre intentando combinar cardio y tonificación para no perder nuestro músculo.

Pero antes de pasar a hablarte de esta dieta, ¿te apetece echarle un vistazo a otra? Aquí te dejamos una entrada en la que te explicamos en qué consiste la Dieta Paleo. ¡Te sorprenderá gratamente!

Las claves para entender en qué consiste la Dieta del Ayuno Intermitente

Dieta del Ayuno Intermitente: ¿Es realmente útil?

En esta ocasión te hablaremos de la modalidad del Ayuno 16/8, en el que tendrás que ayudar 16 horas y comer únicamente 8. ¿Quieres saber más? ¡Pues quédate que te lo vamos a contar todo!

En qué consiste

Esta técnica consiste en que deberás comer únicamente en un abanico de 8 horas. Pero lo más importante viene ahora: Qué debes comer y qué no. Pues bien, Hay que seguir una dieta equilibrada en la que no se superen las 1500 kcal aproximadamente, pero siempre teniendo en cuenta tu constitución, la edad o el peso.

Para ello, deberás evitar los fritos, los alimentos precocinados y los procesados y apostar por vegetales. Las proteínas y los hidratos los deberás dejar en un segundo plano como guarnición o acompañamiento de tus platos. De esta manera no los consumirás en exceso pero estarán ahí para saciarte y que no pases hambre. De postre puedes acudir al yogur o la fruta.

Dos tipos de ayuno intermitente: Por la mañana y por la tarde

Dicho esto, hay distintos tipos de ayuno, así que podrás elegir el que más se adapte a tus necesidades nutricionales. Si eres de los que les gusta desayunar pronto y fuerte, esta es la opción que más te va a gustar. Podrás comer en el ratio de 10 de la mañana a 18 de la tarde. El resto del tiempo, ayunarás.

Si prefieres irte a la cama saciado y sin hambre, puedes probar la opción del ayuno de tarde, que podrá ir desde la 13:00 de la tarde hasta las 21:00h de la noche.

Pero, ¿no puedo comer nada durante el ayuno? ¿Y agua?

Podrás consumir alimentos, pero no los que contengan calorías. Durante las 16 horas que durará tu ayuno puedes tomar toda clase de bebidas ligeras como el agua, las infusiones, quizá algo de café o caldos caseros y ligeros de verduras, como los de cebolla, puerro, col, apio, etc. Por lo tanto, tendrás que dejar atrás en estas horas el consumo de azúcar, leche, refrescos light, edulcorantes o bebidas vegetales, como la de soja o avena.

Sus posibles beneficios

El beneficio más evidente es la pérdida de peso, debido a la reducción de calorías en nuestro cuerpo. Pero podemos encontrar otros muchos beneficios que han sido comprobados desde hace siglos: Estimula la quema de grasas, pues tu organismo quema éstas en el periodo de ayuno, disminuyen los niveles de insulina y azúcar en sangre, puede llegar a disminuir el colesterol en sangre y puede ayudar en los procesos antiinflamatorios de tu cuerpo.

Todos estos beneficios provienen de una dieta rica en vegetales y antioxidantes que, potenciada por el proceso de ayuno, también te ayuda a adelgazar.

Sus peligros

Al igual que beneficios, también podemos encontrar efectos secundarios perjudiciales si alargamos esta dieta. Además, hay ciertos grupos de personas que no deberían seguirla.

Si tu Índice de Masa Corporal (IMC) está por debajo de 20 significa que no necesitas seguir esta dieta de adelgazamiento. Además, si estás embarazada o en proceso de lactancia tampoco está recomendada. Otras personas de riesgo son las que sufren enfermedades crónicas o relacionadas con el metabolismo, así como enfermedades que afecten al hígado o riñón.

Otros efectos que podemos encontrar es el hambre, uno de los más comunes si sigues esta dieta. Junto con este hambre, puede aparecer el estreñimiento, debido a la cantidad de horas que estarás sin comer. Por último, los dolores de cabeza, la acidez o los mareos también son efectos secundarios habituales, pero suelen desaparecer después de los primeros ayunos.

¡Esto es todo por hoy Cocinacas! Y recuerda, este tipo de dietas son útiles a corto plazo, pero no debes abusar de ellas a largo plazo, pues pueden perjudicar tu salud. No te olvides de pasar por nuestro Canal de Youtube para descubrir más recetas saludables, dietas y todo tipo de información relacionada con la nutrición. ¡Te va a interesar!

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook