La Importancia de hábitos saludables durante la infancia

La Importancia de hábitos saludables durante la infancia

Danos tu valoracion

Según un reciente estudio, los primeros 3 años de vida son vitales para establecer hábitos saludables y prevenir así enfermedades como la obesidad, que durante los últimos años está adquiriendo magnitudes epidémicas. En el artículo de hoy queremos centrarnos en la importancia de la alimentación durante la infancia, os recomendamos que no os perdáis esta interesante entrada. Os invitamos también a llevar a cabo la lectura de nuestro artículo: “Obesidad infantil: claves para prevenirla“.

La primera regla que debemos tener muy presente, para inculcar buenos hábitos, es la de llevar a cabo una dieta variada. Según José Manuel Moreno, especialista en pediatría en el Hospital 12 de Octubre, hay que prestar más atención al tipo de alimentos que se ofrece que a la cantidad de éstos. Los padres tienden a creer que cuanto más coma un niño, mejor, cayendo en el error de dejar de lado la variedad de los alimentos en post de la cantidad. Sin embargo, la lozanía nada tiene que ver con un buen estado de salud. Los padres insisten mucho para que sus hijos acaben un filete de carne, aunque para ello se sacrifique la fruta que pensaban dar de postre.

Otro de los errores que suelen cometer los padres es dar a sus hijos un exceso de proteínas. Según los especialistas, habría que cambiar esta costumbre, reduciendo el consumo de carne a un máximo de cuatro veces por semana. y aumentando el de verduras, legumbres, sopas, etc. En cuanto al pescado, según el doctor Moreno, se debería dar unas tres veces por semana.

Lo recomendable es que los niños coman cinco raciones de verduras y frutas al día. Especial importancia cobra también el consumo de calcio a través de lácteos, ya que este mineral es esencial a la hora de construir nuestro esqueleto. Los padres son los primeros que deben dar ejemplo a través de su alimentación.

El pan también ha visto reducido su consumo, pasando de unos 130 gramos en el pasado a no más de 30 gramos de media al día. Siendo los hidratos de carbono fundamentales para el correcto rendimiento del cuerpo, el pan debería formar parte de las principales comidas.

Por otro lado, los fritos deben ser relegados a ocasiones puntuales, usando para ello aceites de calidad que no deben ser reutilizados. Debemos también reducir el consumo de comida rápida, bebidas azucaradas y golosinas.

En palabras del doctor Moreno es importante comer en familia, ya que son diversos los estudios que señalan que esta buena costumbre reduce los casos de depresión, fracaso escolar y trastornos alimentarios.

Inculcar buenos hábitos desde la infancia es la mejor manera de garantizar a nuestros hijos una buena salud a largo plazo, ya que está comprobado que la promoción de buenos hábitos reduce la incidencia de enfermedades como la obesidad, responsable de gran número de muertes a nivel mundial. Fuente:elmundo.es

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook