Horchata de Chufa

Horchata de Chufa

Danos tu valoracion

Horchata casera de Chufa

La horchata es una bebida muy refrescante típica de la comunidad valenciana que se prepara a base de agua, chufas y azúcar. Junto al granizado de café, y a la leche merengada, es una de las principales bebidas que se suelen servir en los bares y heladerías españoles durante el verano.

Desde la antigüedad, la horchata ha sido considerada como una magnífica fuente de vitaminas, minerales y otros importantes nutrientes, de hecho, diversos estudios avalan sus numerosas y beneficiosas propiedades, entre las que destacan la mejora de la función digestiva gracias a su alta concentración de aminoácidos y almidón. Además, la presencia de ácido oleico hacen de esta bebida un buen remedio para cuidar nuestro corazón, ya que su consumo disminuye los triglicéridos y el colesterol.

Entre los minerales que nos proporciona tenemos magnesio, calcio, fósforo, potasio y hierro. Además, encontramos también proteínas y una baja concentración de grasas insaturadas. Al ser un alimento con bajos niveles de sodio, puede ser consumido por personas que padezcan de hipertensión.

Como podréis comprobar a continuación, la elaboración de horchata de chufa es muy sencilla y rápida. Os animamos a que probéis a hacerla en casa porque estamos seguros de que cuando la probéis ya no querréis volver a comprar las versiones comerciales.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Agua – 1 litro
  • Chufas – 250 gramos
  • Azúcar – 125 gramos

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, ponemos las chufas en un cuenco y las cubrimos con abundante agua. Tapamos con un film de cocina y las dejamos reposar durante 48 horas. Durante ese tiempo podemos cambiar el agua 1 ó 2 veces.
  2. Pasadas las 48 horas, ponemos las chufas en un colador y las lavamos muy bien bajo el grifo del agua.
  3. Ponemos de nuevo las chufas en el cuenco y vertemos un vaso de agua helada.
  4. Con la ayuda de la batidora eléctrica, trituramos las chufas para que nos queden lo más finas que podamos.
  5. Pasamos de nuevo al colador y prensamos, con la ayuda de una espátula, para que extraer todo el líquido que podamos. Debéis tener en cuenta que cuanto más fuerza logréis aplicar más cantidad de licuado conseguiréis extraer de las chufas.
  6. Vertemos el licuado en una jarra y añadimos el azúcar. Mezclamos bien con una cuchara para que se disuelva.
  7. Vertemos más agua helada hasta completar 1 litro.
  8. Servimos de inmediato. Si lo deseáis, podéis acompañar la horchata de un poco de canela molida y ralladura de limón.

Anotaciones y Consejos

Para filtrar el licuado debéis emplear un colador de malla fina, de modo que no puedan pasar trozos de chufa.

Siguiendo el mismo procedimiento empleado para elaborar esta horchata se pueden hacer todo tipo de leches vegetales; de almendra, soja, arroz, avena, etc.

Conviene que consumáis la horchata en un plazo máximo de 2-3 días, durante ese tiempo debéis mantenerla refrigerada.

Si el colador que habéis empleado no es muy fino, podéis hacer pasar la horchata, ya elaborada, a través de un filtro de papel de los que se usan en algunos modelos de cafetera.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook