Hummus libanés

Hummus libanés

¿Nos votas?

El hummus, del árabe “garbanzo”, es un plato muy típico de la cocina de diversos países de Oriente, que se elabora principalmente a base de garbanzos cocidos, zumo de limón, pasta de sésamo (también llamada tahine,  tahina o tahini) aceite y alguna especia, como el comino. Es un plato que se suele servir frío, o a temperatura ambiente, acompañado de pan de pita y diversas verduras cortadas en trozos.

Os sugerimos acompañar la receta de hummus que os proponemos con nuestro delicioso pan de pita casero.

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Garbanzos secos – 275 gramos
  • Dientes de ajo – 2 unidades
  • Aceite de oliva – 2 cucharadas grandes
  • Tahini o pasta de sésamo – 3 cucharadas grandes
  • Zumo de limón – 1/2 limòn
  • Sal – al gusto
  • Pimentón rojo – para espolvorear
  • Comino – 1 cucharada pequeña
  • Caldo de cocción de los garbanzos – 200 mililitros

Pasos del hummus libanes

  1. La noche previa a la preparación de nuestro hummus, ponemos en remojo los garbanzos con abundante agua.
  2. Pasadas, al menos, unas 8 horas, escurrimos el agua a los garbanzos. Los ponemos en una olla, cubrimos de nuevo con agua, y cocemos hasta que estén tiernos. En una olla pueden tardan en torno a los 40 minutos, en una olla rápida podrán estar en unos 10-12 minutos (dependiendo del tipo de olla y de la variedad de garbanzo utilizada).
  3. Una vez que los garbanzos estén cocidos, los retiramos de la olla y los ponemos en un escurridor.  Guardaremos, al menos, 200 mililitros del agua de cocción (caldo).
  4. Pelamos y cortamos los ajos en trozos. Los añadimos al cuenco donde tenemos los garbanzos.
  5. Con la ayuda de la batidora eléctrica, comenzamos a triturar los garbanzos. Vamos añadiendo, poco a poco, el caldo hasta obtener una pasta con textura cremosa. Si no es necesario, no hay que añadir todo el líquido.
  6. Antes de acabar con todo el caldo, añadimos el zumo de limón y volvemos a batir.
  7. Añadimos más caldo si la masa es demasiado seca. Prestaremos atención a que no hayan quedado trozos de garbanzo sin triturar.
  8. A continuación, añadimos la sal, el comino molido y la pasta de sésamo o tahine. Mezclamos con la ayuda de una espátula para que todos los ingredientes se integren formando una pasta homogénea.
  9. Por último, añadimos el aceite de oliva y volvemos a mezclar.
  10. Si lo deseamos, podemos refrigerar nuestro hummus durante 2 horas antes de consumirlo, o podemos consumirlo recién terminado.
  11. Si lo deseamos, podemos espolvorear un poco de pimentón dulce por encima antes de servir.
  12. Servimos acompañado de unas tostas de pan, o del tradicional pan de pita, y de unos trozos de verdura fresca variada cortada en trozos, como puede ser; calabacín, brócoli, zanahoria, hojas de endivia…

Anotaciones y consejos

Este puré de garbanzos aguanta varios días refrigerado, por lo que no debéis temer preparar un poco más, de este modo, tendréis a mano un magnífico tentempié.

A diferencia de nuestra receta de falafel  caseros con garbanzos, en los que los garbanzos no se cuecen, en la preparación del hummus sí que hay que cocerlos hasta que estén tiernos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook