Cómo preparar la mejor hamburguesa del mundo

Cómo preparar la mejor hamburguesa del mundo

¿Nos votas?

La mejor manera de preparar una hamburguesa de calidad, que esté a la altura de los paladares más exigentes, no es otra que hacer uso de ingredientes de primera; un buen pan, una buena carne, verduras frescas y otros ingredientes que, de igual modo, sean excelentes.

En Cocina Casera podéis encontrar algunas ideas para preparar hamburguesas caseras deliciosas, como es el caso de la que os proponemos en nuestra receta de hamburguesa de lentejas.

Pero una buena carne se queda huérfana si no la acompañamos de un pan que la abrace. En Cocina Casera os proponemos una receta insuperable, con la que obtendréis unos tiernos  panecillos caseros de hamburguesa.

Además de usar ingredientes de primera, hay una serie de consideraciones que, si las tenemos en cuenta, obtendremos la mejor hamburguesa que hayamos comido. A continuación pasamos a detallar algunos consejos para tener éxito:

  • Elige carnes jugosas. Esta es la mejor manera de que nuestros filetes de carne sigan estando jugosos después de pasar por la parrilla o la sartén. Si la carne con la que formemos nuestros filetes no es lo bastante jugosa, se resentirá la calidad del producto final en su conjunto.
  • Mejor en sartén. Cuando asamos nuestros filetes en la parrilla, pierden gran parte de sus jugos, sin embargo, al freírlos en la sartén, los filetes se cocinan en sus propios jugos, lo que hace que la carne retenga mayor sabor.
  • Usar especias. Usar algunas especias, como la pimienta, o sazonar con una buena sal, como la sal khoser, potenciará el sabor de la carne con la que hemos elaborado los filetes.
  • Fina capa de mantequilla.  Antes de tostar ligeramente las dos mitades del panecillo, ya sea en el grill o en la plancha, las untaremos con una fina capa de mantequilla. Es importante, como pasa con el resto de ingredientes, elegir una mantequilla de calidad.
  • Salar la carne tras el formado. Una buena forma de conseguir que nuestro filete haga una buena costra durante el proceso de asado, es salarlo después de haberle dado forma a la carne picada. No añadiremos la sal en la carne picada durante el mezclado de los ingredientes que conformarán nuestro filete, si no que lo salaremos una vez formado para que la sal en contacto con la capa externa del filete cree una capa crujiente una vez se haya frito en la sartén o asado a la parrilla.
  • Mojarse las manos durante el formado. Para conseguir una forma bonita, lo mejor es tener un cuenco con agua tibia cerca. Nos mojaremos las manos justo antes de formar cada hamburguesa, lo que nos permitirá darle una buena forma.
  • Asar o freír sobre una superficie muy caliente. Los filetes solo deben asarse, o freírse, sobre una superficie muy caliente, como puede ser un grill, una sartén, una plancha o una barbacoa.
  • Mantener caliente. Para poner el broche de oro a una hamburguesa de cine, lo mejor es mantenerla caliente, para ello, usaremos el horno. Meteremos nuestra hamburguesa ya montada en su interior, a una temperatura de 160ºC, durante un par de minutos antes de servirla.
  • Cortar en dos antes de servir. Para que nuestros comensales puedan disfrutar aún más del acto de comer la maravillosa hamburguesa que les hemos preparado, la cortaremos en dos justo en el momento en el que la saquemos del horno. Llevaremos mucho cuidado para no desmontarla mientras la cortamos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube