Macarrones con nata

Macarrones con nata

¿Nos votas?

Macarrones con nata

Ya estamos de vuelta con una nueva receta de pasta, en esta ocasión, le ha llegado el turno a una receta que lleváis tiempo pidiéndonos. Se trata de unos macarrones con nata, un plato muy sencillo que hemos preparado con una salsa de nata y queso a la que hemos añadido unos champiñones y unos tomates secos rehidratados, resultando en conjunto un plato lleno de sabor y aroma.

No se debe confundir la salsa que acompaña a este plato con la carbonara, ya que en la elaboración de ésta última se hace uso de huevo, de hecho, la salsa carbonara original no lleva nata, se le añade como ingrediente opcional pero no es propio de la receta primigenia. Si queréis ver un plato de pasta en el que  se elabora la carbonara sin nata, os invito a echar un vistazo a nuestra receta de “pasta carbonara sin nata, receta original“.

Aunque nosotros nos hemos decantado por hacer un plato vegetariano, os animo a que enriquezcáis esta receta con todo tipo de ingredientes, así, sin pensarlo mucho, se me ocurre que quedaría de lujo añadir un poco de bacon, unas gambas, unos trozos de pollo, cualquier tipo de pescado marcado a la plancha y cortado en tacos o desmigado, todo tipo de verduras, etc. Podéis incluso preparar una versión vegana, ya que en la actualidad se puede encontrar diversos tipos de nata vegetal, siendo la más común la de soja. Como veis, todo es posible en la cocina.

Antes de comenzar, solo quiero decir una cosa más; que la falta de tiempo no os impida llevar una alimentación sana y equilibrada, porque platos como el que os proponemos hoy se preparan en muy poco tiempo. Echadle un vistazo al vídeo que acompaña a esta receta y comprobaréis lo rápido de su elaboración.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Macarrones – 300 gramos
  • Cebolla – 1 unidad
  • Dientes de ajo – 3 unidades
  • Champiñón – 200 gramos
  • Tomate seco – 30 gramos
  • Nata líquida – 250 mililitros
  • Queso de untar – 100 gramos
  • Queso rallado – 100 gramos
  • Mantequilla – 50 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Nuez moscada – 1/2 cucharada pequeña
  • Vino blanco – 125 mililitros
  • Orégano – 1 cucharada grande

Elaboración de la Receta

  1. Iniciamos esta receta poniendo los tomates secos en un cuenco y cubriéndolos con agua caliente, de este modo, tendrán tiempo de hidratarse mientras comenzamos a cocinar el resto de ingredientes..
  2. Pelamos los dientes de ajo, y la cebolla, y picamos ambos ingredientes finamente.
  3. Ponemos a calentar mantequilla en una sartén. Cuando se funda, añadimos los ajos y la cebolla y cocinamos a fuego medio.
  4. Limpiamos los champiñones con un trapo para retirar los posibles restos de tierra que puedan tener y los cortamos en trozos medianos.
  5. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos los champiñones a la sartén. Sazonamos y seguimos cocinando.
  6. Cuando los champiñones se ablanden, perdiendo parte de su agua, vertemos el vino blanco y continuamos cocinando hasta que casi se haya evaporado por completo.
  7. Calentamos en un cazo la nata y el queso de untar. Removemos hasta que el queso se funda. Apagamos el fuego, pero no retiramos el cazo para que su contenido se mantenga caliente.
  8. A continuación, escurrimos los tomates que tenemos en remojo y los cortamos en trozos.
  9. Quitamos los tallos al orégano y picamos finamente sus hojas.
  10. Echamos en la sartén los tomates y el orégano.
  11. Por último, añadimos la mezcla de nata y queso que tenemos en el cazo. Removemos bien y cocinamos durante 2-3 minutos para que la salsa espese un poco.
  12. Calentamos abundante agua en una cacerola. Añadimos una pizca de sal.
  13. Cuando el agua rompa a hervir, echamos la pasta y cocinamos hasta que esté al dente. El tiempo de cocción puede variar de un tipo de pasta a otro, por lo que os aconsejo que miréis la información al respecto que suele venir impresa en el paquete. En esta receta hemos necesitado 9 minutos.
  14. Una vez que la pasta esté cocida, la escurrimos y servimos acompañada de la salsa de nata que tenemos en la sartén.

Anotaciones y Consejos

Podéis preparar este plato con todo tipo de pasta: espagueti, fusilli, etc.

Os animo a que hagáis otras versiones de este rico plato, simplemente añadiendo otros ingredientes, como unos trozos de bacon fritos, un poco de pechuga de pollo troceadas, unas gambas, etc, lograréis platos distintos e igualmente deliciosos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook