Patatas bravas

Patatas bravas

¿Nos votas?

Patatas bravas

Hay pocos tapas que tengan tanta fama y se hayan extendido tanto como las patatas bravas. De origen madrileño, las bravas es una tapa típica española que consiste en tacos de patata fritos acompañados de una deliciosa salsa. En algunos establecimientos la salsa se elabora con tomate frito como base, mientras que los más puristas argumentan que el tomate no debe aparecer entre los ingredientes de la salsa brava. Si pasas por Madrid, visita las zonas de tapas más emblemáticas de la ciudad y disfruta con este delicioso plato.

En nuestras versión de bravas, nos hemos decantado por una salsa con un poco de tomate triturado natural.

En Cocina Casera podéis encontrar otras recetas de tapas elaboradas con patatas, como es el caso de nuestras riquísimas patatas con salsa alioli o nuestra clásica receta de tortilla de patatas.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [para 2-3 personas]:

  • Patatas – 2 unidades
  • Aceite de oliva – 4 cucharadas grandes
  • Ñora (pimiento seco) – 1 unidad
  • Caldo de carne – 100 mililitros
  • Harina de trigo – 1 cucharada grande
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto
  • Pimentón dulce – 2 cucharadas grandes
  • Tomate rallado – 2 cucharadas grandes
  • Pimentón picante – 1 cucharada pequeña
  • Aceite de oliva – para freír

Elaboración de la Receta

  1. Lo primero que vamos a hacer es poner la ñora en un cuenco con agua caliente. Tapamos y dejamos que se rehidrate durante 30-60 minutos.
  2. Mientras rehidratamos el pimiento, continuamos con la receta. Pelamos las patatas y las cortamos en tacos de unos 3 centímetros.
  3. A continuación, ponemos a cocer los tacos de patata. Podemos hacerlo al vapor o en una olla con agua. Cocemos la patata hasta que esté tierna, pero con cuidado de que no se no se haga demasiado.
  4. Una vez cocida, la sacamos de la olla. Si la hemos cocido en agua la escurrimos.
  5. Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén.
  6. En un cazo, ponemos a calentar también el caldo de carne.
  7. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los tacos de patata cocidos y los freímos a fuego vivo hasta que se doren.
  8. Mientras las patatas se fríen, preparamos la salsa. Si lo deseamos, podemos preparar la salsa antes de cocer las patatas, en este sentido, que cada cual se organice de la manera que mejor le venga.
  9. Para preparar la salsa; sacamos la ñora que tenemos en remojo y, con la ayuda de una cuchara, raspamos la carne con cuidado de no llevarnos la piel.
  10. Ponemos la carne en un mortero y añadimos un poco de caldo. Machacamos bien para que la carne se disuelva en el caldo.
  11. En una sartén, ponemos a calentar las 4 cucharadas de aceite.
  12. Cuando el aceite coja calor, añadimos el pimentón dulce y el picante. Removemos.
  13. A continuación, añadimos el tomate rallado y removemos para que se integre.
  14. Añadimos un poco de sal y pimienta recién molida. Seguimos removiendo.
  15. Ponemos en la sartén la harina y mezclamos para que se integre en la salsa.
  16. Vertemos en la sartén la carne de ñora. Continuamos removiendo.
  17. Por último, añadimos, poco a poco, el caldo de carne caliente, sin dejar de remover, hasta obtener la textura deseada. Una vez lista, reservamos la salsa.
  18. Cuando las patatas estén doradas, las sacamos de la sartén y las ponemos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
  19. Servimos los tacos de patata con un buen chorro de salsa.

Anotaciones y Consejos

La salsa brava se conserva en perfecto estado, en la nevera, durante varios días.

Si no os gusta que la salsa pique demasiado, podéis optar por no añadir la pimienta, o por sustituir el pimentón picante por dulce.

Del mismo modo, si queréis un extra de picante, podéis incluir un poco de cayena entre los ingredientes.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook