Salsa de Bechamel casera

Salsa de Bechamel casera

¿Nos votas?

35 m
Calorias: 153
Fácil
4 personas

La bechamel es una salsa que acompaña a numerosos platos, a los que aporta una cremosidad  y sabor inconfundible.

Esta salsa se puede preparar de distintas maneras, y servirá de base para preparar muchos platos, como por ejemplo, las deliciosas croquetas de jamón caseras.

Os invitamos a que leáis, al final de la receta, nuestro apartado de anotaciones y consejos, en el que os contamos unos cuantos secretos.

Ingredientes para Salsa de Bechamel casera para 4 personas

  • Mantequilla - 50 gramos
  • Harina blanca de trigo - 50 gramos
  • Leche - 500 gramos
  • Nuez moscada - media cucharadita
  • Caldo de verduras - 1 pastilla
  • Pimentón dulce (opcional) - 1/4 de cucharadita

Cómo hacer la receta de Salsa de Bechamel casera

  1. En un cazo ponemos a calentar la mantequilla a fuego lento.
  2. Una vez que la mantequillase ha derretido, añadimos la pastilla de caldo de verduras, el pimentón, la nuez moscada y la harina. Con la batidora de varillas de mano, mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Es importante que no queden grumos formados por harina, ya que de ser así nos costará trabajo deshacerlos durante la cocción. Coceremos esta pasta durante 1 ó 2 minutos, hasta que nos aseguremos que no quedan grumos.
  4. Echamos un pequeño chorro de leche y seguimos removiendo para que se integre. Es importante no dejar de remover para que no se formen grumos.
  5. Una vez que la leche se ha integrado, añadimos más leche y repetimos el mismo proceso.
  6. Seguimos añadiendo leche en pequeñas cantidades hasta que la salsa tiene un aspecto bastante líquido. En ese momento, podemos añadir de una vez el resto de leche que nos quede.
  7. Una vez que tenemos toda la leche en el cazo, aumentamos ligeramente el fuego. Continuamos removiendo hasta que consigamos una textura espesa.

Notas y Consejos

Si quieres elaborar una salsa bechamel como la de la receta, bastante cremosa, usaremos la harina, mantequilla y leche en una proporción de 1-1-10, esto es; si ponemos 50 gramos de harina, pondremos otros 50 gramos de mantequilla y 500 mililitros de leche. Estas proporciones son ideales cuando vamos a usar la bechamel como salsa de cobertura, o relleno, en lasañas, pasteles de verduras…

Si quieres una salsa más espesa, ideal para croquetas, tenemos que aumentar la cantidad de harina y disminuir la cantidad de leche.  Las proporciones podrían ser 1-1,5-10. Por ejemplo, si usamos 50 gramos de mantequilla, pondremos 75 gramos de harina y 500 mililitros de leche.

Se puede elaborar de muy diversas maneras, utilizando como líquido leche animal o vegetal, y como elemento graso; mantequilla, mantequilla o aceite de oliva.

Si te ha gustado esta receta de Salsa de Bechamel casera te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Salsas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook