Street food: la revolución gastronómica sobre ruedas

Street food: la revolución gastronómica sobre ruedas

¿Nos votas?

El Street Food, o «comida callejera», es un concepto que aún no se ha explotado demasiado en países como España. Y, teniendo en cuenta nuestro clima y costumbres, resulta extraño que así sea. Hasta ahora, la venta de comida en la calle no ha pasado de los típicos puestos de bocadillos, helados o churros. Aunque sí es habitual comer al aire libre, en la mesa de la terraza de un local, o, a lo sumo, sobre una manta en el campo, no lo es hacerlo en las calles de nuestras ciudades, como sí ocurre en otros países.

Poco a poco, este movimiento se va abriendo camino en España. Desde hace dos años, varias agrupaciones de profesionales, y asociaciones relacionadas con el mundo de la hostelería, están llevando a cabo actividades con la finalidad de promover la cultura de la comida en la calle. En ciudades como Barcelona podemos encontrar el festival Eat street, que ya va por su tercera edición, y cuya repercusión está siendo cada vez más notable. La filosofía de estos tipo de festivales se basa en el principio de que comer en la calle no tiene por qué ser sinónimo de comida basura. Eat street promueve la idea de que en la que calle es posible comer comida de calidad y a buen precio. En la misma onda podemos encontrar a la asociación Street Food Madrid, que está luchando por lograr un cambio en la legislación para que se lleve a cabo la regulación del negocio gastronómico callejero, de modo que no tenga que verse limitado a ferias y eventos puntuales.

En Andalucía también hay personas con las mismas motivaciones. En ciudades como Málaga y Sevilla, jovenes emprendedores han creado Andalucía Pop Up, movimiento que apuesta por la comida de calidad en la calle. Además de querer cambiar la legislación, estos jóvenes intentan transmitir la idea de la importancia de consumir productos locales, así como del uso de materiales reciclables. También ha brotado la semilla del Street Food en ciudades como Valencia donde hasta le fecha ya se han celebrado diversas actividades relacionadas con este movimiento.

‘Foodtrucks’, comida sobre ruedas

Uno de los símbolos más representativos de la comida en la calle son las Foodtrucks, o camionetas que han sido rediseñadas para servir como puestos de comida. Estos vehículos con muy comunes en lugares como Nueva York, donde suelen vender perritos calientes, en Amsterdam, donde el producto estrella son los arenques, o en México, donde los tacos no pueden faltar.

Pesa a los numerosos obstáculos que pone la legislación a este tipo de negocios, en España ya están empezando a verse algunas de estas furgonetas dispensando comida de calidad a pie de calle. En el País Vasco es muy conocida la Hambroneta, que incluye en su menú bocadillos, hamburguesas, ensaladas, dulces y café. En Asturias podemos encontrar la Dragonfly Sound Kitchen, antigua furgoneta que transporta un horno de leña en el que se elaboran numerosos productos de calidad de repostería casera.

A estos negocios sobre ruedas se suman otros, como el Bus de Neda en Galicia, el Café Racer Food Truck en Peñíscola, o Rolling Pita yEureka Street Food, entre otros, en Cataluña.

Jóvenes emprendedores

Algunas empresas han comenzado a ofrecer distintos servicios a aquellas personas que quieran animarse a probar en este sector y no disponen de suficientes medios para iniciar su propio negocio. Rufina e hijas, una de estas empresas, alquilan furgonetas de aspecto vintage que están equipadas con cocina. Ciudades como Madrid y Barcelona son las que más suelen solicitar sus servicios.

En la misma línea de Rufina e hijas, tenemos a Pop Up Street Food. Esta empresa dispone de tres modelos de furgonetas, que alquilan para actos puntuales o para temporadas largas.

Si alguien está pensando en hacerse con el típico carrito de perritos, El Perrito Bravo pone a disposición de sus clientes carritos totalmente equipados.

Los tiempos cambian, y la cultura también, por ello, desde Cocina Casera, creemos que es importante apoyar iniciativas como esta para que logre echar raíces y aporte su granito de arena a la cultura gastronómica de éste y otros países. Imagen:flic.kr/p/e231z1 Fuente:smoda-elpaís.es

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook