Tarta de Santiago

Tarta de Santiago

¿Nos votas?

Hoy os traemos la receta de una de las tartas más populares de la repostería gallega. Es una elaboración de origen desconocido, con un aspecto similar al de la también tradicional Tarta de Elche. En la actualidad, este tarta puede ser comprada en numerosos establecimientos que hay en las inmediaciones del Camino de Santiago, así como en muchos otros del resto de la Comunidad Autónoma de Galicia. La época de mayor producción suele ser julio y agosto.

Entre los ingredientes de la Tarta de Santiago destacan el azúcar, los huevos y las almendras molidas. Lo habitual es mezclar a partes iguales azúcar y almendras. A la masa se le añade también manteca o mantequilla, dando lugar a un producto compacto, muy sabroso y aromático. En su elaboración no se debe usar harina, a diferencia de la Tarta de Elche, que sí la lleva.

Hay principalmente dos versiones de esta tarta; con forro y sin él. En la versión “con forro”, la tarta se prepara sobre una base de hojaldre o masa quebrada. La tarta que vamos a preparar en la receta de hoy se hornea directamente sobre el molde, sin forro.

Para que a la hora de hacer esta receta no se os presente dificultad alguna, os compartimos un vídeo donde os mostramos todo el proceso de elaboración. Veréis que se trata de una preparación muy sencilla, que consiste básicamente en mezclar unos pocos ingredientes. En poco más de 10 minutos tendremos la masa lista y ya solo nos quedará esperar a que el horno complete el trabajo.

Es posible que os estéis preguntando dónde podéis encontrar la Cruz de Santiago que se usa para decorar con azúcar glas esta preparación, la respuesta es sencilla, hemos preparado para vosotros un archivo con una imagen que podéis descargar, imprimir y recortar. Es una cruz ideal para decorar una tarta horneada en un molde de, aproximadamente, unos 23 centímetros.

Ingredientes Para 8 personas

  • Huevos – 5 unidades
  • Almendra molida – 250 gramos
  • Limón – 1/2 unidad
  • Azúcar – 250 gramos
  • Canela – 1 cucharada pequeña
  • Ron – 2 cucharadas grandes
  • Azúcar glas – para espolvorear
  • Mantequilla – para engrasar molde

Pasos de la Tarta de Santiago

  1. Rallamos la corteza de medio limón. Reservamos.
  2. Ponemos en un cuenco la almendra molida. Añadimos la corteza de limón y la canela en polvo. Mezclamos bien y reservamos.
  3. Cascamos los cinco huevos y ponemos su contenido en un cuenco. Añadimos el azúcar. Batimos con el batidor de mano hasta que el azúcar se disuelva por completo en el huevo.
  4. A continuación, vertemos el ron y mezclamos para que se distribuya uniformemente.
  5. Ponemos el horno a calentar a 175ºC.
  6. Llegados a este punto, comenzamos a añadir poco a poco la mezcla con la almendra molida, a medida que seguimos batiendo para que ésta se incorpore a la mezcla de huevo batido.
  7. Una vez que tenemos la masa lista, ya solo nos queda untar el molde con mantequilla y volcar la masa dentro.
  8. Llevamos el molde al horno y horneamos, a 175ºC, durante 40 minutos o hasta que la masa esté cocida. Para comprobar el punto de cocción, hundimos un palillo en el centro de la tarta y, tras retirarlo, nos aseguramos de que no presenta restos de masa. Si así fuese, prolongamos la cocción unos minutos más.
  9. Cuando la masa esté cocida, dejamos enfriar sobre una rejilla sin sacarla del molde.
  10. Mientras se enfría, recortamos la cruz de la plantilla que podéis encontrar en el enlace que os hemos dejado en la introducción de esta receta.
  11. Cuando la masa se haya enfriado, la desmoldamos. Ponemos la cruz en el centro y espolvoreamos azúcar glas por toda la superficie. Si lo deseamos, podemos recortar una hoja de papel para ponerla alrededor de la tarta y no manchar el plato con azúcar (ver vídeo).
  12. Por último, retiramos con cuidado la cruz.

Anotaciones y Consejos

Para esta receta hemos usado un poco de ron, pero os animo a que uséis otro tipo de licores que sean de vuestro agrado. Si tenéis la posibilidad de usar un licor casero de hierbas, no os lo penséis, porque el resultado sin duda será espectacular.

Para este dulce os aconsejo que empleéis almendras de buena calidad. Podéis comprarlas enteras y escardarlas y tostarlas en casa. Una de las mejores variedades que se pueden conseguir recibe el nombre de “marcona”. Según la receta de la Tarta de Santiago que aparece en el Boletín Oficial del Estado  (B.O.E.), la cantidad de almendra no debe ser inferior al 33%.

El molde que hemos empleado tiene 23 centímetros de diámetro. No es necesario que sea un molde alto, puesto que la masa prácticamente no sube durante el horneado.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook