Zarangollo murciano

Zarangollo murciano

¿Nos votas?

1 h y 10 m
Calorias: 73
Fácil
3 personas

El zarangollo es un plato típico de la región murciana. Consiste en un revuelto de huevo, calabacín, cebolla y, en algunas ocasiones, y aunque los más puretas dicen de este ingrediente que no forma parte de la receta original, también se le añade patata. Es uno de los platos que no pueden faltar en las barracas que se instalan por toda la ciudad durante las Fiestas de Primavera.

Si quieres acompañar el zarangollo con un rico pan casero, como el que aparece en la fotografía que acompaña a esta receta, te invitamos a que visites nuestra sección pan casero donde podrás encontrar numerosas recetas.

Ingredientes para Zarangollo murciano para 3 personas

  • Aceite de oliva - 6 cucharadas
  • Aceite de girasol - Para freir
  • Patatas - 2 medianas
  • Calabacín - 1 grande
  • Cebolla - 1 mediana
  • Huevos - 2
  • Sal - Al gusto

Cómo hacer la receta de Zarangollo murciano

  1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar los ingredientes, para ello, pelamos y cortamos en juliana la cebolla, cortamos en rodajas el calabacín (sin pelar) y pelamos y cortamos en láminas la patata. El grosor idóneo del corte para las patatas y el calabacín es de unos 3 milímetros.
  2. En una sartén, ponemos a calentar abundante aceite de girasol. Freímos las patatas por tandas.  A medida que las vamos sacando de la sartén, las ponemos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Es importante freír las patatas solo lo necesario para que se ablanden, pero sin llegar a dorarlas, ya que en ese caso quedarían demasiado secas.
  3. En otra sartén, ponemos a calentar el aceite de oliva. Añadimos la cebolla y comenzamos a pocharla.
  4. Una vez que la cebolla se ablande un poco, añadimos a la sartén las rodajas de calabacín.
  5. Cuando la cebolla y el calabacín están tiernos, añadimos las patatas fritas.
  6. Sazonamos y removemos con cuidado para no romper demasiado las patatas.
  7. En un plato, batimos los huevos ligeramente y los añadimos a la sartén. Mezclaremos muy ligeramente y dejaremos en el fuego hasta que el huevo cuaje.  Otra forma de hacerlo es echar directamente los huevos a la sartén y remover ligeramente. Hay gente que prefiere hacerlo así, ya que en el plato quedan zonas con clara y con yema bien diferenciadas.
  8. Probar y volver a sazonar si fuese necesario. Dejar enfriar y consumir templado o totalmente frío.

Notas y Consejos

El zarangollo se suele servir como tapa acompañado de pan.

El zarangollo es un plato que mejora con el paso de las horas, si lo dejáis reposar 24 horas en la nevera su sabor se potenciará. A la hora de consumirlo simplemente lo sacaremos de la nevera dos horas antes y lo dejaremos atemperar a temperatura ambiente.

Si te ha gustado esta receta de Zarangollo murciano te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Tapas y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook