Beber mucha agua no adelgaza

Beber mucha agua no adelgaza

Danos tu valoracion

Beber mucha agua no adelgaza

En nuestro artículo: “Mitos sobre el agua: ¿adelgaza o engorda?“, os hablábamos de algunas de las principales leyendas urbanas sobre este elemento vital. En el artículo de hoy, y de la mano de la opinión de diversos expertos en el tema, vamos a desmentir para siempre uno de los grandes mitos sobre el agua, hoy, en Cocina Casera; beber mucha agua no adelgaza.

Según explica la doctora Marta Garaulet, catedrática de Fisiología y Nutrición de la Universidad de Murcia, la única manera que tenemos para bajar de peso es quemar más calorías que las que ingerimos, para conseguirlo solo hay una manera: reducir la ingesta calórica a la vez que aumentamos la actividad física. Beber agua en abundancia no nos ayudará a adelgazar o ganar peso.

Tampoco beber agua durante las comidas nos hará engordar, ya que no contiene calorías. Según Garaulet, si no bebemos agua mientras comemos nuestro organismo cogerá la que necesite de nuestro cuerpo, pero no podemos pretender perder peso con esta práctica, porque en cuanto bebamos agua el cuerpo recuperará sus reservas rápidamente. Además de ineficaz, no beber agua durante la comida es una práctica poco saludable.

Según explica Irene Bretón, endocrinóloga en el Hospital Gregorio Marañón, aunque hay quienes defienden que al no beber agua durante las comidas se retrasa el vaciado del estómago, alargándose la sensación de saciedad, no está comprobado que esto contribuya a perder peso.

La grasa no se expulsa por la orina

Algún avispado director de marketing hizo que en la campaña publicitaria de una conocida marca de agua embotellada se sugiriera que su consumo ayudaba a lavar la grasa corporal. Esto no tiene base alguna, ya que por la orina nunca se expulsa la grasa, aunque bebas mucha agua o comas mucha piña, y esta afirmación sirve tanto para el agua embotellada como para el agua del grifo, decantarse por un tipo de agua u otra debe atender más a gustos o necesidades que a efectos sobre el peso corporal. En España, el agua del grifo es potable y su composición nutricional es completa. El calcio y los minerales no se obtienen solo del agua, también a través de la ingesta de alimentos.

El agua es necesaria para vivir, ya que nos mantiene hidratados, para ello es importante tomar unos tres litros al día, de los cuales, aproximadamente la mitad la obtendremos directamente bebiendo y la otra mitad la conseguimos a través de los alimentos. Por ejemplo, una pieza de fruta contiene hasta un 90% de agua y un filete de carne un 60%.

En resumen: bebamos agua para estar hidratados pero olvidemos por completo que por mucho que bebamos vamos a conseguir adelgazar, no existen los milagros. credtis-Fuente:abc.es

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook