Calabacines rellenos de carne y verduras

Calabacines rellenos de carne y verduras

¿Nos votas?

Calabacines rellenos de carne y verduras

El calabacín es uno de los ingredientes más usados en la cocina mediterránea. Es una verdura muy versátil que se presta perfectamente para elaborar numerosos platos.  En esta ocasión os presentamos la receta de unos ricos calabacines rellenos de verdura y carne. Anímate a probarla, porque sin duda te sorprenderá.

En Cocina Casera puedes encontrar otras sorprendentes recetas de calabacín, como es el caso de nuestra tortilla de calabacín, nuestro milhojas de berenjena y calabacín o la típica receta de zarangollo murciano.

Vídeo de la receta

Ingredientes [para 6 unidades]:

  • Calabacines grandes – 6
  • Espárragos – 8
  • Zanahoria – 2
  • Cebolla tierna – 2
  • Puerro – 1
  • Ajos – 3 dientes
  • Carne picada – 100 gramos
  • Champiñones – 6
  • Tomate frito – 70 gramos
  • Vino blanco – 90 gramos
  • Agua – 170 gramos
  • Aceite de oliva – 4 cucharadas
  • Sal – al gusto
  • Salsa de soja – 2 cucharadas
  • Curry – 1/2 cucharadita
  • Orégano – 1 cucharadita
  • Comino molido – 1/2 cucharadita
  • Pimienta negra – 1/4 cucharadita
  • Cúrcuma – 1/2 cucharadita
  • Miel o sirope de ágave – para la guarnición

Para la bechamel:

  • Leche – 400 gramos
  • Mantequilla – 40 gramos
  • Harina blanca – 40 gramos
  • Nuez moscada
  • Sal – 1 pizca

Elaboración de la receta

  1. En primer lugar, preparamos la salsa bechamel. Para ello, os invitamos a que veáis el vídeo que aparece en la receta de dicha salsa y que podéis encontrar pinchando en este enlace: salsa bechamel.
    A continuación, y con la ayuda de un cuchillo bien afilado, cortamos, a lo largo, la parte superior de los calabacines. Hay que cortar un poco de piel, dejando al descubierto una franja de unos 3 centímetros de ancho a lo largo de toda la parte superior del calabacín. La idea es poder vaciar el calabacín introduciendo por esa zona un sacabolas. Vaciaremos el calabacín con mucho cuidado para que no se rompa por la base o las paredes. Ponemos los calabacines, una vez vaciados, con la abertura hacia abajo en una fuente. Reservamos.
  2. Las bolas de carne de calabacín que hemos obtenido, las ponemos a remojo en agua. Añadiremos al agua un chorro de zumo de limón. Reservamos.
  3. Pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Pelamos y cortamos la cebolla finamente. Pochamos ambos ingredientes en una sartén con aceite de oliva hasta que se ablanden.Limpiamos y picamos finamente el puerro. Lo añadimos a la sartén.
  4. Pelamos las zanahorias y las cortamos en tacos pequeños. Quitamos a los espárragos la parte dura y los cortamos en trozos de tamaño mediano. Añadimos ambos ingredientes a la sartén donde tenemos los ajos, la cebolla y el puerro. Seguimos pochando.
  5. A continuación, limpiamos y cortamos los champiñones en 4 trozos (a modo de gajos). Si son muy grandes, los cortaremos en 8 trozos. Añadimos los champiñones y la carne picada a la sartén y cocinamos hasta que los champiñones hayan perdido parte de su agua.
  6. Añadimos las especias, a excepción del orégano, y removemos. A continuación, añadimos los ingredientes líquidos; salsa de tomate, vino blanco, salsa de soja y agua. Sazonamos. Llevamos a ebullición y cocinamos durante 20 minutos o hasta que todo el líquido se haya evaporado. Probamos de sal y rectificamos si fuese necesario.
    Precalentamos el horno a 180ºC.
  7. Con la ayuda de una cuchara, rellenamos los calabacines, sin llegar hasta arriba, ya que debemos  dejar espacio para la bechamel.
  8. Una vez que tenemos rellenos los calabacines, repartimos un poco de la salsa bechamel por encima. Culminamos los calabacines espolvoreando un poco de orégano sobre la bechamel.
    Horneamos los calabacines durante 15-20 minutos a 180ºC o hasta que se ablanden.
  9. Mientras horneamos los calabacines, preparamos la guarnición. Para ello; escurrimos las bolas de carne de calabacín, las secamos bien con papel absorbente, y las rebozamos en harina. Freímos las bolas en abundante aceite de oliva hasta que se doren ligeramente. Las retiramos del aceite y las ponemos a escurrir sobre papel absorbente.
  10. Servimos los calabacines acompañados de las bolas de carne de calabacín. Regamos éstas con un buen chorro de miel o sirope de ágape.

Anotaciones y consejos

Os animamos a que, tomando la idea principal, cambieis todos los ingredientes que se os ocurran, quitando unos y añadiendo otros, podemos usar frutas, carnes, pescados, todo lo que queramos, con ello obtendremos unas platos únicos y sorprendentes.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook