Chips de Col Rizada

Chips de Col Rizada

Danos tu valoracion

La col rizada o kale es un alimento muy completo y nutritivo que contiene más calcio que la leche y más hierro que la carne; por eso, es importante incluirlo en nuestra dieta.

Hoy les propongo realizar unos chips caseros de col rizada deliciosos y muy fáciles, para utilizarlos como snacks saludables a la hora de picotear algo o para incluirlos en ensaladas, la vianda para el colegio o el trabajo y en cualquier plato como acompañamiento. En pocos minutos, y con pocos ingredientes, podremos disfrutar de todos los beneficios de esta hortaliza. ¿Me acompañan a cocinar?

Ingredientes Para 4 personas

  • 4-5 hojas de col rizada
  • 2-3 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Sal, pimienta y nuez moscada, recién molidas, a gusto
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/3 taza de queso rallado
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado

Elaboración de las Chips de Col Rizada

  1. Cortamos las hojas de col rizada, quitándoles las pencas. Las lavamos muy bien y, si lo deseamos, masajeamos los bordes de las hojas bajo el chorro de agua para hacerlos más tiernos, ya que se trata de la parte más gruesa y resistente. Secamos muy bien cada una de ellas para que no queden restos de agua. Luego, con las manos, trozamos las hojas en pequeñas porciones del tamaño de bocados.
  2. Mientras tanto, en un bol, preparamos el aceite condimentado en el que bañaremos nuestros chips. Para ello, mezclamos el aceite con el jugo de limón, la sal, pimienta y nuez moscada recién molidas. Añadimos la cúrcuma y el pimentón y, por último, incorporamos el queso rallado. Mezclamos bien hasta obtener una pasta algo ligera.
  3. Disponemos los trocitos de col rizada dentro del bol y, ayudándonos con las manos, embebemos muy bien con la mezcla preparada para que se adhiera en cada rincón de las hojas.
  4. Ubicamos los trocitos de verdura en una placa para horno, humedecida con rocío vegetal o cubierta con papel para horno, evitando superponerlos para que la cocción sea pareja y todos los bocados queden crujientes y bien cocidos.
  5. Cocemos en horno precalentado a temperatura mínima por algunos minutos. Dependerá del horno pero, en general, no toma más de 5-7 minutos la cocción definitiva. Para que los chips se doren de manera pareja, debemos controlar y rotar las bandejas mientras se cocinan.
  6. Una vez listos, sólo deberemos esperar que se enfríen para disfrutarlos.

Anotaciones y Consejos

El aceite de coco puede ser reemplazado por cualquier otro aceite vegetal. De igual modo, los condimentos empelados para aromatizar y dar sabor al aceite pueden ser sustituidos por los de su preferencia: curry, Garam Masala, perejil, cilantro, cebolla, pimentón dulce, ají molido, wasabi…

Para obtener excelente resultados – con una textura crujiente y mucho sabor – es fundamental que las hojas, una vez lavadas, queden bien secas.

Es importante cortar los trozos de hojas con las manos, logrando bocados del tamaño de un snack. Para ello, debemos recordar que cada trocito encogerá un poco al cocinarse, debido a la pérdida de agua.

Con esta técnica obtendrán chips crujientes y sabrosos en muy pocos minutos y con muy poco dinero.
Los chips se conservan muy bien en envases herméticos por 2-3 días.

Siempre que les sea posible, procuren utilizar vegetales y productos orgánicos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook