Chocolate líquido

Chocolate líquido

Danos tu valoracion

Chocolate líquido

Si hace unas semanas os compartíamos nuestra receta para elaborar un rico chocolate para churros, en esta ocasión os proponemos la receta para hacer chocolate líquido, una preparación que resulta ideal para enriquecer numerosas dulces. Podemos tomarlo solo o usarlo, por ejemplo, para bañar un bizcocho casero, acompañar en caliente a un helado, como cobertura de tartas (añadiendo algún tipo de gelificante), etc.

A diferencia del chocolate que se suele consumir con churros y porras, con la receta de hoy se obtiene un producto mucho más fluido. Si lo deseáis, podéis espesarlo manteniéndolo al fuego durante más tiempo.

La preparación de este chocolate es muy sencilla y rápida de hacer. En cuestión de unos pocos minutos lo tendréis listo. Os recomiendo que respetéis las cantidades de los ingredientes, ya que si añadís demasiada azúcar, el sabor del cacao quedará enmascarado. Por desgracia, la industria alimentaria nos tiene acostumbrados a productos ricos en azúcares, en el caso del cacao que encontramos en las estanterías de los supermercados, si nos fijamos en la lista de ingredientes que lo componen, en primer lugar aparece el azúcar, y el cacao, que debería ser el absoluto protagonista, queda relegado, en el mejor de los casos, a un modesto segundo puesto. Aunque su precio es superior, os recomendamos que, por sus grandes cualidades y su inconfundible sabor, intentéis conseguir cacao puro sin azúcar añadido, de este modo, conseguiremos un chocolate delicioso con sabor a cacao, y no una bebida azucarada con un regusto a algo parecido al cacao.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 1 persona]:

  • Cacao puro en polvo – 4 cucharadas grandes
  • Leche – 300 mililitros
  • Azúcar  granulado – 3 cucharadas grandes

Elaboración de la Receta

  1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora eléctrica. No importa en el orden que los añadamos.
  2. Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso. Comenzamos a batir, a velocidad media, hasta que el cacao y el azúcar se disuelvan en la leche.
  3. Ahora, vertemos en un cazo el contenido del vaso. Comenzamos a calentar, a fuego medio, sin dejar de remover con un batidor.
  4. Cuando la leche rompa a hervir, bajamos el fuego, de modo que se mantenga un hervor muy moderado, y cocinamos durante 2-3 minutos.
  5. Tras 2-3 minutos, apartamos el cazo del fuego. Ya tenemos listo nuestro chocolate líquido.

Anotaciones y Consejos

Volvemos a insistir en que, si queréis obtener un magnífico chocolate, uséis cacao puro sin azúcar añadido, de este modo lograréis un sabor a cacao inconfundible, nada comparable a los sucedáneos de cacao (con alta concentración de azúcar) que suele vender en la mayoría de establecimientos.

Para esta receta hemos usado leche de vaca, pero podéis elaborarla también con leche vegetal. Os recomendamos especialmente la de soja o la de almendras.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook