Chocolate casero para Churros y Porras

Chocolate casero para Churros y Porras. Receta fácil

¿Nos votas?

Hoy te traemos una rica receta de chocolate casero para Churros y Porras, bizcochos, galletas, o, simplemente, para tomarlo solo, porque su intenso sabor bien merece ser degustado sin acompañante alguno. Si sois de los que no concebís un chocolate sin unos crujientes churros, os invito a echar un vistazo a nuestra receta de churros caseros.

En mi memoria guardo numerosos recuerdos de este postre, ya que me ha acompañado en muy diversas ocasiones a lo largo de mi vida. Lo conocí posiblemente durante mi niñez, ya que, desde que tengo recuerdos, siempre ha estado ahí, puesto que era el desayuno estrella que tomábamos en casa durante los fines de semana. Unas veces lo acompañábamos con churros, y otras con unas monas que hacían en el horno del pueblo. A medida que me iba haciendo mayor el chocolate con churros fue cobrando mayor presencia, convirtiéndose un icono importante de las noches en las que uno comenzaba filosofando con los amigos en un bar y terminaba en un parque, sentado en un banco, con esos mismos amigos, y ante una taza de humeante chocolate. En España son muy habituales los puestos ambulantes de chocolate con churros, los fines de semana se pueden ver en muchos lugares, y no pueden faltar en las fiestas tradicionales. Es muy reconfortante acabar una noche, o comenzar el día, con esta sencilla y acertada combinación.

La receta que os presento no podía ser más fácil. Se calienta la leche, se dejan fundir lentamente las onzas de chocolate, se especia un poco la mezcla si se desea, se deja espesar, y ya. ¿Difícil? ¡Para nada!  Lo difícil es que no salga bien, porque esta receta nunca falla. Como me pirra la canela, he puesto un poco en esta receta, pero poco, que no quiero que el chocolate sepa solo a canela, una pizca no más para que sus matices se dejen notar pero sin adueñarse de la preparación. Del mismo modo, otra pizquita de pimienta da un maravilloso toque picante, que contrasta a la perfección con el dulzor del chocolate. Si os van las sensaciones fuertes, os recomiendo que preparéis esta receta con un chocolate puro, de esos que te dejan un regusto amargo en la boca. Como veis, a pesar de su sencillez, es esta una receta con múltiples posibilidades.

..Y los Churros caseros para el Chocolate

.. Y las Porras

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Chocolate para postres en tabletas – 175 gramos
  • Leche – 500 mililitros
  • Canela en polvo – 1/2 cucharada pequeña
  • Pimienta negra molida – una pizca
  • Almidón de maíz – 1 cucharada grande

Pasos para el Chocolate casero para Churros y Porras

  1. Comenzamos poniendo la leche en un cazo. Es importante que reservemos un poco de leche para disolver en ella el almidón de maíz.
  2. Ponemos el cazo al fuego. Mientras la leche se va calentando, añadimos las onzas de chocolate troceadas. Con la ayuda de una varilla, vamos removiendo para que el chocolate se disuelva en la leche y no se nos quede pegado al fondo del cazo y se acabe quemando. En todo momento, cocinamos la mezcla a fuego suave, para que no llegue a hervir con fuerza.
  3. Vertemos la leche que tenemos reservada en el recipiente donde tenemos el almidón de maíz. Removemos con una cuchara para que el almidón se disuelva.
  4. Una vez que las onzas de chocolate se han fundido, mezclándose con la leche, vertemos en el cazo el almidón de maíz. Continuamos removiendo en todo momento.
  5. A medida que el agua se va evaporando, la preparación va cogiendo cuerpo. Proseguimos la cocción hasta obtener la textura deseada.
  6. Hacia el final de la cocción, echamos en el cazo la pimienta negra molida y la canela y removemos bien para que ambos ingredientes se distribuyan uniformemente por el chocolate.
  7. Una vez que el chocolate haya adquirido la consistencia deseada, lo apartamos del fuego, lo vertemos en una taza y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Os recomiendo que preparéis este plato con un buen chocolate. Usad uno que tenga al menos un 70% de cacao. Tened en cuenta que cuanto más puro sea, menos azúcar llevará en su composición, lo que habréis de tener en cuenta por si queréis azucarar un poco más la preparación. Os dejo un enlace a nuestro artículo, “cómo elegir un buen chocolate“, porque en él os contamos algunos aspectos que pueden resultar muy interesantes a la hora de elegir el chocolate para esta receta.

Una vez que lo tengáis listo, este chocolate se mantiene en perfecto estado durante varios días, por lo que, si lo deseamos, podemos preparar una buena cantidad y mantenerla refrigerada para tenerla disponible en cualquier momento.

En esta receta hemos empleado leche de vaca, pero se obtienen igualmente magníficos resultados con otros tipos de leche, incluso con leches vegetales, como la de soja y la de almendra.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook