Pechuga de pollo al horno

Pechuga de pollo al horno

¿Nos votas?

Hoy os proponemos una receta con la que elaborar una tierna y jugosa pechuga de pollo al horno cubierta por una costra de frutos secos. Se trata de una elaboración de gran valor nutricional, rica en proteínas de alto valor biológico, y con la que nos beneficiamos de todas las propiedades de las que gozan los frutos secos. Si nos seguís desde hace tiempo ya sabréis que la carne de pollo ocupa un lugar destacado en nuestro recetario. Como ejemplos de ello destacamos nuestras recetas de pollo a la cerveza y croquetas de pollo. Si queréis ver muchas otras elaboraciones os invitamos a dar una vuelta por nuestra sección de carnes y aves. También podéis encontrar cualquier receta haciendo uso a de nuestro buscador, podéis encontrarlo en la parte superior derecha de nuestra página.

La carne de pollo es una de las más consumidas del planeta. Además de tener un precio que la hace asequible a todo el mundo, es un producto de gran valor, ya que presenta menos grasas saturadas que las carnes rojas. Además, su fácil digestibilidad la hacen ideal a cualquier edad.

La elaboración de hoy está pensada para quienes no tienen apenas tiempo que dedicar a la cocina. Tan solo tenéis que pelar y laminar unas patatas y picar los frutos secos, de lo demás se encarga nuestro querido horno. En apenas una hora tendréis listo un plato muy saludable del que disfrutar a la hora de la comida o durante la cena.

Podéis elaborar este receta con otros tipos de carne, como puede ser un buen lomo de cerdo. La costra de frutos secos es una idea estupenda para dar un toque crocante a todo tipo de elaboraciones, os recomendamos que probéis a usarla sobre unas verduras o un pescado con ella, veréis que resulta una combinación deliciosa.

Ingredientes de la Pechuga de pollo al horno Para 2 personas

  • Pechuga de pollo – 400 gramos
  • Patata – 250 gramos
  • Nueces – 20 gramos
  • Almendra – 20 gramos
  • Anacardos – 20 gramos
  • Miel – 25 gramos
  • Aceite de oliva – 25 gramos
  • Vino blanco – 100 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta negra – al gusto

Cómo hacer la receta de Pechuga de pollo al horno

  1. Ponemos el horno a calentar a 200º C.
  2. Pelamos las patatas y las cortamos en finas láminas. Cuanto más finas las cortemos mejor se harán durante el horneado. Os recomendamos que las cortéis de un grosor aproximado de 2 milímetros. Si os gustan más gruesas, debéis meterlas al horno antes de colocar la carne en la fuente.
  3. Salpimentamos la pechuga por ambos lados.
  4. Ponemos un poco de aceite sobre la base de una fuente para horno y colocamos encima las patatas formando un lecho sobre el que disponer la carne.
  5. Sazonamos ligeramente las patatas y colocamos encima la pechuga de pollo.
  6. Vertemos el vino blanco en la fuente y la llevamos al horno. Horneamos, a 200ºC, durante 30 minutos.
  7. Mientras tanto, ponemos los frutos secos en el vaso de la picadora. Accionamos las cuchillas y trituramos hasta que nos quede una textura en la que aún se observen trozos.
  8. Echamos los frutos secos en un cuenco y añadimos la miel. Mezclamos con la ayuda de un tenedor hasta que la miel amalgame los frutos secos.
  9. Pasado el tiempo de cocción, retiramos la fuente del horno y repartimos la mezcla de miel y frutos secos por encima de la pechuga.
  10. Llevamos la fuente de nuevo al horno. Gratinamos, a 200º C, durante 10 minutos.
  11. Una vez que la costra de frutos secos está dorada, sacamos la fuente del horno y servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

El tiempo de cocción de la carne estará determinado por el tamaño de la pieza. Si disponéis de un termómetro de cocina con sonda, lo mejor es cocinar la carne hasta que la temperatura en el centro de la pieza alcance los 65º C.

Si disponéis de tiempo, podéis probar a hornear la pechuga a una temperatura menor que la que se indica en el paso a paso, tendréis que dejarla más tiempo, pero a menor temperatura la carne suele quedar más jugosa. Lo que nunca debéis hacer es hornear a una temperatura elevada con el fin de cocinar la carne en menos tiempo, así solo conseguiréis que quede seca y nada agradable al paladar.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook