Cómo cocer arroz

Cómo cocer arroz

Danos tu valoracion

Receta para hacer arroz cocido

La pasta y el arroz son dos de los ingredientes más usados en las cocinas de medio mundo. La sencillez de su elaboración hacen de ellos dos alimentos ideales con los que iniciarse a la hora de aprender a cocinar. Tanto uno como otro pueden ser servidos como guarnición, acompañamiento o plato principal, constituyendo alimentos que, por sus propiedades nutricionales, deben formar parte de la base de nuestra alimentación. En Cocina Casera, hemos usado arroz cocido en numerosas recetas, muestras de ello son nuestro arroz a la cubana, y nuestra ensalada de arroz.

En la receta de hoy os vamos a explicar cómo cocer arroz de manera sencilla, para que lo podáis usar como base de muchos platos. Aunque podéis usar cualquier variedad de grano, debéis tener en cuenta que si lo elegís integral, debéis añadir mayor cantidad de líquido, ya que éste necesita más tiempo de cocción.

El arroz, como muchos otros cereales, necesita de un tiempo apropiado de cocción para ablandarse y poder ser comido. Una vez cocido, se puede saltear o freír junto con otros ingredientes, para preparar platos tan deliciosos como el arroz tres delicias. En el mercado podemos encontrar numerosas variedades, aunque en España las más comercializadas son el arroz bahía y el bomba, ambos de grano redondo. Otros tipos que podemos encontrar son; basmati, salvaje, arborio, etc. Cada uno de ellos presenta unas cualidades específicas que lo hacen ideal para elaboraciones concretas.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Arroz – 1 taza
  • Agua – 2 tazas
  • Aceite de oliva – 1 cucharada grande
  • Sal – al gusto

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, ponemos el aceite en una cacerola. Añadimos el arroz y removemos bien para que éste se impregne con el aceite. De este modo, la grasa crea una película alrededor del grano haciendo que quede más suelto tras la cocción.
  2. Tras un par de minutos, añadimos el agua y la sal. Llevamos a ebullición.
  3. Cuando el agua rompa a hervir, cocinamos, manteniendo un hervor moderado, hasta que el arroz haya absorbido prácticamente todo el líquido. Debemos remover regularmente para que el arroz no se nos pegue.
  4. Una vez que el arroz ha absorbido toda el agua, comprobamos el punto de cocción y, si fuese necesario, añadimos un poco más de líquido.
  5. Por último, probamos y rectificamos el punto de sal si fuese necesario.
  6. Servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Aunque se suele aconsejar usar dos partes de arroz por una de líquido, lo mejor es que probéis el arroz hacia en final de la cocción para comprobar si ya está listo. También nos puede servir de orientación el tiempo de cocción que el fabricante suele incluir en el paquete, pero, insistimos en la necesidad de probar un poco de arroz para comprobar el punto de cocción.

Podemos enriquecer esta elaboración sustituyendo el agua por un caldo ( puede ser vegetal, de carne, de pescado, etc), o añadiéndo especias (albahaca, laurel, curry, pimentón, pimienta, etc), todo dependerá del uso que le vayamos a dar.

Si queréis que vuestro arroz quede aún más suelto, podéis lavarlo repetidas veces, antes de la cocción, para que suelte gran parte de su almidón. Podéis ver un ejemplo de ello en nuestra vídeo  receta de sushi casero.

Es importante que, una vez termine la cocción, retiremos el arroz del agua para que no se siga haciendo. Lo ideal es servirlo de inmediato, pero, si por cualquier motivo no es posible, y a la hora de llevarlo a la mesa se ha secado y está pegajoso, podemos lavarlo con un poco de agua caliente.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook