Arroz a la cubana

Arroz a la cubana

Arroz a la cubana

Hoy os traigo un plato de origen controvertido. Si bien hay fuentes que apuntan a que el arroz a la cubana es una elaboración típica de la gastronomía española, más concretamente de origen canario, otras hacen referencia a que su origen se sitúa en la Cuba colonial. Aunque es cierto que en Cuba hay un plato que guarda ciertas similitudes con esta receta, allí no se usa salsa de tomate y el nombre del plato tampoco coincide. Sería entonces este un plato que ha mamado de diversas culturas.

La receta que os presento es la que tradicionalmente se prepara en España, donde el arroz a la cubana se elabora con arroz blanco, plátano, huevo frito y salsa de tomate. En algunas ocasiones se incluye también algo de carne, como salchichas o chistorra.

Es este un plato muy sencillo y rápido de preparar que hará las delicias de grandes y pequeños, porque en él se dan encuentro una mezcla de sabores y texturas a los que difícilmente nos podemos resistir. El arroz aromatizado, obtenido tras su cocción en un caldo de verduras y hierbas, liga a la perfección con la cremosidad y el dulzor que aporta el plátano frito. El toque final lo aportan el huevo y la ligera acidez de la salsa de tomate.

A la hora de freír los huevos os aconsejo que no los paséis en exceso, porque una de las cosas que más me gusta de esta receta es romper la yema y mezclar su contenido, casi líquido, con el resto de ingredientes. Si no es vuestro caso, es cuestión de dejar que la yema se cuaje un poco más.

Si os gustan las recetas con arroz, en nuestra página podéis encontrar muchas otras, de entre las que cabe destacar, nuestro delicioso arroz con leche o nuestro original arroz a la americana. ¡No os las perdáis!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 2 personas]:

  • Arroz – 150 gramos
  • Huevo – 3 unidades
  • Plátano – 2 unidades
  • Caldo verduras – 500 mililitros
  • Mantequilla – 30 gramos
  • Harina de trigo – para rebozar
  • Aceite de oliva – para freír
  • Sal – al gusto
  • Orégano – 2 ramitas
  • Laurel – 1 ramita
  • Perejil – 2 ramitas

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar preparamos el bouquet garni, que no es otra cosa que un ramillete de hierbas con el que vamos a aromatizar el arroz. Para ello, cogemos las ramitas de orégano, laurel y perejil y las atamos con un poco de hilo de cocina.
  2. Ponemos a calentar la mantequilla en una olla y, cuando se funda, añadimos el arroz. Removemos para que éste se impregne con la mantequilla. Cocinamos, a fuego medio, durante 2 ó 3 minutos.
  3. Echamos en la olla el ramillete de hierbas aromáticas, el caldo de verduras y una pizca de sal. Cocinamos, manteniendo un hervor medio, hasta que el arroz haya absorbido prácticamente todo el caldo y esté tierno. Retiramos del fuego y reservamos.
  4. A continuación, vamos a freír los huevos en abundante aceite de oliva. Para ello, calentamos éste en un sartén. Cuando coja calor, ponemos un huevo en un cuenco pequeño para que nos sea más cómodo transferirlo a la sartén, consiguiendo de este modo que no se nos rompa. Cocinamos los huevos, de uno en uno, hasta que la clara esté cuajada, pero retirándolos de la sartén antes de que la yema llegue a cuajar del todo.
  5. Batimos en un plato el huevo que nos queda.
  6. Ponemos un poco de harina en otro plato.
  7. Pelamos los plátanos y los cortamos longitudinalmente por la mitad. Rebozamos las mitades, haciéndolas pasar primero por huevo batido y luego por harina.
  8. Una vez rebozados, freímos los plátanos en la misma sartén en la que hemos hecho los huevos. Mantenemos en la sartén hasta que adquieran un tono dorado, momento en el que retiramos del aceite y ponemos sobre papel absorbente.
  9. Por último, ya solo nos queda componer nuestro plato. Para ello, cogemos un cuenco pequeño y lo llenamos con arroz. Con la ayuda de un plato, damos la vuelta al cuenco y lo retiramos de modo que nos quede en el plato el arroz con la forma del cuenco. También podemos usar un cortapastas metálico para moldear el arroz. A continuación, ponemos en el plato el huevo y el plátano, y culminamos nuestra elaboración vertiendo un poco de salsa de tomate.
  10. Servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

El tiempo de cocción del arroz, así como la cantidad de caldo que habrá que añadirle, estará en función del tipo de arroz que empleemos. Si hacemos uso de arroz integral, habrá que añadir más cantidad de caldo del indicado en la receta, y someter el arroz a un mayor tiempo de cocción.

El uso de mantequilla hace que el arroz quede más suelto tras la cocción, por ello es importante remover bien para que éste se impregne bien con la mantequilla antes de añadir el caldo.

Debemos elegir plátanos que no estén demasiado maduros para que no se nos deshagan durante el proceso de fritura. Personalmente me encanta el toque que le da el rebozado al plátano, pero, si lo deseáis, podéis prescindir de este paso y freír los plátanos directamente, sin rebozar.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook