Croquetas de champiñones

Croquetas de champiñones

¿Nos votas?

Croquetas de champiñones

¡¡¡Croquetas!!! Síiii!! Hoy, en Cocina Casera, toca una nueva receta de croquetas, que se suma al amplio repertorio de otras que he ido compartiendo con vosotros a lo largo de todos estos años que llevamos juntos. ¿Quién no se acuerda de mi receta de croquetas de jamón serrano, o la de esas croquetas deliciosas de garbanzos que responden al nombre de falafel. Y es que a mí me pierden estos crujientes bocados, tiernos y cremosos por dentro. Y ha sido así desde siempre, porque de niño recuerdo que en casa nos peleábamos por ellas. Mi madre no daba a basto a la hora de hacerlas, y allí nos tenía a mis hermanos y a mí, al acecho, merodeando alrededor de la sartén cuál buitres.

A pesar de que puedan parecer una elaboración complicada, nada más lejos de la realidad. Las croquetas se preparan de manera muy sencilla, no precisando de grandes conocimientos en cocina. Tan solo hay que tener en cuenta que para que su interior sea jugoso, hay que elaborar una bechamel, que se puede hacer por separado, para luego incorporar al resto de ingredientes, o, como en el caso de esta receta que os voy a compartir, se puede elaborar en la misma sartén y al mismo tiempo que el resto de ingredientes. Una vez formadas las croquetas, un buen rebozado marcará la diferencia entre el exterior; deliciosamente crujiente, y el interior; de cautivadora cremosidad.

Estoy seguro de que si mi madre probara las croquetas que resultan de la aplicación de esta receta estaría muy orgullosa de mí. A ella tengo que agradecer mi pasión por la cocina, su infinita paciencia hizo posible el que de bien pequeño ya andará entre fogones sin aún comprender muchos de los procesos que allí suceden. Madre, ¡¡va por ti!!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 12 unidades]:

  • Cebolla roja – 1 unidad
  • Champiñón – 250 gramos
  • Mantequilla – 60 gramos
  • Harina de trigo – 60 gramos
  • Leche – 450 mililitros
  • Sal – al gusto
  • Huevo – 1 unidad
  • Pan rallado – para rebozar
  • Perejil picado – 1 cucharada grande
  • Nuez moscada – 1 cucharada pequeña
  • Aceite de oliva – para freír

Elaboración de la Receta

  1. Comenzamos esta receta procesando algunos de sus ingredientes. Por un lado, pelamos la cebolla y la picamos finamente.
  2. Limpiamos los champiñones con un trapo, para retirar la tierra que puedan tener, y los cortamos en tacos pequeños. Por último, quitamos los tallos al perejil y lo picamos finamente.
  3. Ponemos a calentar la mantequilla en una sartén. Cuando se funda, echamos la cebolla y removemos para que se impregne bien con la mantequilla fundida. Cocinamos a fuego medio hasta que la cebolla se ablande un poco.
  4. Ponemos en la sartén los tacos de champiñón y una pizca de sal. Seguimos cocinando hasta que éstos hayan perdido buena parte de su agua.
  5. Añadimos a la sartén la harina y mezclamos para que se formen una especie de gachas. Continuamos removiendo mientras cocinamos 5 minutos para que la harina se cueza.
  6. A continuación, echamos en la sartén el perejil y la nuez moscada y mezclamos.
  7. Llegados a este punto, vamos añadiendo pequeñas cantidades de leche a la sartén mientras no cesamos de remover para que ésta vaya siendo absorbida por la harina. En el vídeo se puede apreciar como, a medida que añadimos leche, la mezcla va adquiriendo la consistencia de una masa que acaba bien consolidada tras incorporar toda la leche. Una vez que la masa está lista, la ponemos en un cuenco y la dejamos que se enfríe. Una vez que se ha enfriado, la metemos en la nevera donde la dejaremos reposar durante 1 hora.
  8. Una hora después, batimos el huevo en un plato.
  9. Sacamos la masa de la nevera.
  10. Ponemos en otro plato un poco de pan rallado.
  11. Ponemos a calentar abundante aceite de oliva en una sartén.
  12. Con la ayuda de una cuchara, cogemos pequeñas cantidades de masa y, presionando con una mano contra la cuchara, les damos forma.
  13. Vamos poniendo las croquetas ya formadas en el huevo batido. Tras rebozarlas en éste, las pasamos por pan rallado.
  14. Freímos las croquetas en el aceite hasta que estén doradas. Debemos girarlas para que la cocción ,y el dorado resultante de ésta, sean uniformes.
  15. A medida que retiremos las croquetas del aceite las depositamos sobre papel absorbente.
  16. Servimos de inmediato.

Anotaciones y Consejos

Siguiendo la técnica empleada en esta receta se pueden elaborar croquetas con cualquier ingrediente, simplemente cambiamos el peso de los champiñones por un peso equivalente de otro producto que nos guste.

Si os gustan las croquetas de textura fina, en la que no se aprecien trozos de los ingredientes, os recomiendo que trituréis éstos antes de añadir la harina y la leche.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook