Dedos Sangrientos de Halloween

Dedos Sangrientos de Halloween

¿Nos votas?

En casa llevamos varios días ensayando con nuestros hijos recetas para la noche de Halloween, nos encanta ver la cara que ponen cuando observan como un huevo de gallina acaba convertido en una araña, unas salchichas en unas momias o unos trozos de manzana en una boca llena de terroríficos dientes. Y es que solo hay que hacer uso de la imaginación para lograr provocar todo tipo de sensaciones a través de la comida. Si ayer os compartíamos nuestra receta de arañas de galleta, hoy le toca el turno a unos dedos sangrientos de Halloween elaborados con salchichas, tal vez, unas de las recetas de Halloween más originales.

Para elaborar esta receta tan solo necesitáis salchichas tipo frankfurt, unos trozos de cebolla y un poco de ketchup o salsa de tomate. Si además podéis conseguir un bisturí, o una cuchilla redondeada, os será de gran ayuda para conseguir un resultado mucho más logrado que el que se obtiene con el uso de un cuchillo. En cualquier caso, un cuchillo también sirve.

En algunas de las versiones que he visto por internet cuecen las salchichas durante unos minutos en agua hirviendo, nosotros hemos probado a hacerlas aplicando esa cocción corta y sin aplicarla, y la verdad es que nos gusta más como quedan sin cocerlas.

En el mercado podéis encontrar una amplia variedad de salchichas, os recomendamos que, para conseguir un producto final que emule realmente a unos dedos, os decantéis por aquellas que más se parezcan en grosor y color a uno de vuestros dedos.

Ingredientes de los Dedos Sangrientos de Halloween Para 6 unidades

  • Salchichas frankfurt – 6 unidades
  • Cebolla – 6 trocitos
  • Ketchup – al gusto

Cómo hacer la receta de Dedos Sangrientos de Halloween

  1. En primer lugar, cortamos uno de los extremos a las salchichas para que tengan la longitud de nuestro dedo índice o anular, para ello, con la ayuda de un cuchillo muy afilado, o un bisturí, retiramos el extremo practicando cortes en forma de sierra para que parezca que el dedo ha sido amputado. Si lo preferís, podéis practicar un corte recto.
  2. A continuación, retiramos una pequeña porción, en forma de uña, del otro extremo de la salchicha. Debéis retirar un trozo equivalente al tamaño de una uña completa. En el espacio que nos quede será donde peguemos los trozos de cebolla con forma de uña.
  3. Ahora, practicamos unas pequeñas incisiones para emular las marcas que todos tenemos a la altura de las zonas por las que los dedos se articulan. En nuestro caso hemos practicado dos cortes superficiales en cada una de esas dos zonas. Poniendo nuestro dedo junto a la salchicha sabremos el lugar exacto donde hay que practicar los cortes.
  4. Seguidamente, recortamos unas tiras de cebolla con la misma anchura que el hueco que hemos dejado para las uñas. Con el bisturí perfilamos los trozos para darles una forma redondeada por uno de los extremos y una forma cuadrada por el otro. Una vez que tengamos formada una de las uñas, podemos usarla como molde para recortar el resto.
  5. Seguidamente, ponemos un poco de ketchup en la zona que hemos recortado y pegamos encima la uña. Procedemos del mismo modo con el resto de salchichas.
  6. Por último, untamos en ketchup el otro extremo de la salchicha y las emplatamos para llevarlas a la mesa.

Anotaciones y Consejos

A la hora de emular las uñas podemos usar también almendras laminadas, aunque esto va a depender del tamaño de las salchichas, ya que las almendras van bien para piezas pequeñas, pero se quedan cortas para salchichas de tamaño grande, lo bueno de las tiras de cebolla es que podemos recortarlas del tamaño que necesitemos.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook