El peligro de la nutrición ortomolecular

El peligro de la nutrición ortomolecular

¿Nos votas?

Para la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas la nutrición ortomolecular es una propuesta fraudulenta, paracientífica y peligrosa. Así de contundente se muestra este grupo de expertos ante esta terapia alternativa que va cobrando adeptos poco a poco. Lejos de ayudar a los pacientes, para estos profesionales la medicina ortomolecular es peligrosa.

Entre las prácticas más habituales de esta terapia está la administración al paciente de grandes cantidades de vitaminas u otras sustancias (enzimas, minerales, aminoácidos, antioxidantes, fibra dietética y ácidos grasos esenciales). La comunidad médica cataloga a esta terapia como un método alternativo sin base científica y cuya práctica puede conllevar riesgos para el organismo. Es una de las terapias más practicadas en la actualidad, aunque sus inicios, se remontan a hace algunas décadas.

La nutrición ortomolecular carece de base científica

En los años ochenta diversas publicaciones científicas la cuestionaban, catalogándola de curanderismo y avisando de los riesgos que su práctica puede ocasionar a nuestro organismo. Prestigiosas Sociedades científicas, como la Asociación Americana de Psiquiatría, la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Americana de Cáncer, han manifestado su oposición al uso de esta medicina alternativa. Según estas Sociedades, los estudios de que disponemos en la actualidad no han podido demostrar cuáles son sus beneficios, ya que no se ha visto que esta terapia contribuya a la mejora de las dolencias para las que se recomienda.

Uno de los peligros de esta dieta es que no han sida estudiadas las posibles interacciones que podrían darse entre las sustancias que prescriben los terapeutas ortomoleculares y los alimentos u otros medicamentos. En España, la Real Academia de Medicina la define también como una medicina sin base científica y cuyos posibles beneficios no han podido ser demostrados.

Los expertos hacen también hincapié en que un consumo desproporcionado de vitaminas y otras sustancias, como recomienda la medicina ortomolecular, puede ser peligroso para nuestro cuerpo.

Exceso de minerales y vitaminas

Las dosis de minerales, vitaminas y otras sustancias, pueden superar fácilmente los niveles que recomienda el Comité de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina de Estados Unidos, órganismo de referencia a nivel mundial. Según este Comité, la ingesta de una dosis elevada de minerales y vitaminas puede tener graves consecuencias a medio y largo plazo.

Entre los posibles efectos de estos excesos tenemos:

  • Vitamina A: toxicidad hepática y malformaciones congénitas
  • Vitamina C: cálculos renales, problemas gastrointestinales, absorción de hierro por encima de los niveles recomendados
  • Vitamina E: hemorragias
  • Vitamina D: aumenta de forma peligrosa los niveles sanguíneos de calcio
  • Vitamina B6: puede resultar tóxica para el sistema nervioso
  • Niacina: problemas intestinales y enrojecimiento de la piel
  • Boro: afecta negativamente a la capacidad reproductiva
  • Cobre: daños en el hígado y problemas intestinales
  • Calcio: problemas renales (cálculos, insuficiencia)
  • Manganeso: tóxico para el sistema nervioso
  • Flúor: acumulación excesiva en huesos y dientes
  • Vanadio: daño a los riñones

No hay estudios que avalen esta terapia

La dietética y la nutrición humana son disciplinas que corresponden al campo de la ciencia, por tanto, se basan en teorías que son explicadas a través de estudios científicos. Cualquier nueva hipótesis debe ser sometida al método científico, para asegurar su efectividad eliminando a su vez la confusión que éstas puedan generar. Siendo así, en el caso de la nutrición ortomolecular no se encuentran datos científicos, ni estudios de calidad, que establezcan una relación entre esta terapia y alguno de los beneficios para la salud que se le atribuyen. Fuente:consumer

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook