Ensalada de garbanzos

Ensalada de garbanzos

¿Nos votas?

Ensalada de garbanzos

Para muchos expertos en nutrición, la mejor manera de comer fruta y verdura es en crudo, ya que de este modo se respetan y aprovechan todos sus nutrientes. Los distintos métodos de cocción producen un aumento de temperatura en el interior de los ingredientes, lo que acarrea la pérdida de gran parte del potencial de frutas y verduras, destruyendo buena parte de las enzimas y vitaminas que tantos beneficios pueden aportar a nuestro organismo. Además, durante la cocción de muchos alimentos se producen reacciones que dan lugar a sustancias tóxicas que no aparecen de forma natural en la naturaleza. Los crudiveganos, grupo de personas que han optado por alimentarse a base de alimentos en crudo, evitan cualquier tipo de cocción que implique un aumento de la temperatura por encima de los 45º C, ya que, como muchos profesionales, consideran que es la forma más saludable de alimentarse.

La receta que os propongo hoy está elaborada casi en su totalidad con ingredientes no cocinados, simplemente se utilizan cortados en trocitos. Los garbanzos es el único ingrediente que ha sido sometido a una breve cocción, para lo que he usado una olla exprés.  En conjunto, este es un plato lleno de vida, que resulta ideal como entrante de otras elaboraciones más contundentes, o como plato único del que disfrutar durante una cena ligera.

En nuestro recetario podéis encontrar otras recetas de ensalada elaboradas con ingredientes 100% de origen vegetal, como es el caso de nuestra ensalada templada de verduras y tofu, y también podéis encontrar otras en las que se combinan vegetales con productos de origen animal, como en nuestra versión de la famosa ensalada César con pollo.

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 4 personas]:

  • Garbanzos secos – 200 gramos
  • Tomates maduro – 1 unidad
  • Zanahoria – 1 unidad
  • Pimiento rojo – 1 unidad
  • Cebolleta – 2 unidades
  • Hojas de roble – 150 gramos
  • Sal – al gusto
  • Pimienta molida – al gusto
  • Orégano – 1 cucharada pequeña
  • Zumo de limón – 1/2 limón
  • Aceite de oliva virgen – 3 cucharadas grandes
  • Miel – 2 cucharadas grandes

Elaboración de la Receta

  1. La noche previa, ponemos los garbanzos a remojo con abundante agua. Este paso es importante, ya que, si no ponemos los garbanzos en agua la cocción se alargará considerablemente.
  2. Aproximadamente dos horas antes de elaborar nuestra ensalada, tiramos el agua a los garbanzos y los ponemos a cocer, con abundante agua limpia, en una olla rápida o una olla normal. Cocemos hasta que estén tiernos. El tiempo de cocción dependerá de las horas de remojo, del tipo de olla usada y de la variedad de garbanzo elegida. Una vez que estén cocidos, los ponemos en un escurridor para retirar el agua.
  3. A continuación, picamos finamente las cebolletas, el pimiento rojo y las zanahorias peladas. Cortamos también el tomate en trozos pequeños. A medida que los picamos, ponemos estos ingredientes en un cuenco.
  4. Echamos en el cuenco la sal, el orégano y la pimienta. Mezclamos.
  5. Vertemos en el cuenco la miel, el aceite y el zumo de limón, y volvemos a mezclar para que todos los ingredientes sólidos se impregnen de los ingredientes líquidos que recién hemos incorporado.
  6. Llegados a este punto, ya solo nos queda lavar bien la lechuga que hayamos elegido, escurrirla y montar nuestra ensalada.

Anotaciones y Consejos

Es importante no añadir sal durante la cocción de los garbanzos, y de las de las legumbres en general, ya que, si añadimos sal al principio de dicha cocción, los garbanzos necesitarán más tiempo para quedar tiernos.

Si queréis obtener una lechuga bien crujiente, la pondremos a remojar en abundante agua fría 1 ó 2 horas antes de la hora en la que tengamos previsto servir nuestra ensalada.

Tomando como base los garbanzos, podemos cambiar tantos ingredientes como deseemos para adaptar este plato a lo que el mercado de nuestra zona nos ofrezca en cada momento. Mi consejo es que intentéis hacer uso de productos locales de temporada, ya que estos presentan notables ventajas, tanto en aroma y sabor como en respeto hacia el medio ambiente, en relación a productos exportados de otras regiones.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook