flan de coco

Flan de coco

¿Nos votas?

Flan de coco

El flan es un postre tradicional de la gastronomía de diversos países, que se elabora con huevos enteros, leche y azúcar. Partiendo de la receta básica del flan de huevo, podemos elaborar numerosas versiones simplemente introduciendo algún ingrediente adicional. Como ejemplos de ello tenemos nuestro flan de chocolate y café y el que hoy os proponemos, elaborado con leche de coco y coco rallado como ingredientes destacados.

El principal ingrediente que necesitamos para elaborar un flan son los huevos, ya que hacen posible el cuajado de la mezcla al ser sometida al baño María. La textura del flan es cremosa, ligera y con una consistencia parecida a la de la gelatina. Ademas de los huevos, necesitamos también otros ingredientes que aporten sabor. Una de las formas más habituales de aromatizar esta preparación es infusionar la leche junto a vainas de vainilla y cáscaras de cítricos, principalmente naranja y limón. También es habitual el empleo de canela en rama. Otras recetas menos populares usan otros ingredientes que resultan igualmente interesantes, como son compotas de frutas, quesos, yogur, café, etc. Cuando este dulce surgió, se elaboran recetas con ingredientes tan dispares como pescado, espinacas o crema pastelera.

Para cocer los flanes lo habitual es preparar un baño María en el que se meten los moldes con la mezcla de huevos, leche y demás ingredientes, sometiéndose a un calor suave hasta que el huevo cuaje.

Es tradicional poner abundante caramelo líquido en el fondo de los moldes. Aunque podéis comprar caramelo listo para usar, os aconsejo que lo hagáis en casa porque el proceso es sencillo.

Como sugerencia de presentación os animo a que acompañéis este postre con nata montada, o, como hacen en alguna países de Sudamérica, con un poco de dulce de leche casero por ejemplo.

¿Estáis preparados para elaborar un rico flan de coco? ¡Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 3 personas]:

  • Leche de coco – 250 gramos
  • Huevo – 3 unidades
  • Coco rallado – 25 gramos
  • Azúcar – 125 gramos

Para el caramelo:

  • Azúcar – 50 gramos
  • Agua – 2 cucharadas grandes
  • Zumo de limón – 1 cucharada pequeña

Elaboración de la Receta

  1. Ponemos a calentar abundante agua en una olla para tenerla disponible para preparar el baño María en el que coceremos los flanes.
  2. Preparamos el caramelo líquido, para ello, ponemos en un cazo el azúcar y las dos cucharadas de agua. Ponemos a calentar a fuego medio. No removemos, simplemente dejamos que la mezcla comience a hervir. Cuando eso suceda, movemos el cazo suavemente para que el azúcar y el agua se vayan integrando. A continuación, añadimos el zumo de limón y removemos con una espátula de madera o de silicona. Cocinamos hasta que el caramelo comience a tomar una tonalidad dorada. En ese momento, apartamos del fuego y vertemos en los moldes.
  3. Cascamos los huevos y echamos su contenido en un cuenco de tamaño mediano. Añadimos el azúcar. Con la ayuda de un batidor, mezclamos ambos ingredientes hasta que el azúcar se disuelva.
  4. Seguidamente, ponemos el coco rallado en el cuenco y mezclamos para que se reparta uniformemente.
  5. Ahora llega el turno a la leche de coco, la vertemos en el cuenco y batimos hasta que se integre en la mezcla.
  6. Precalentamos el horno a 170ºC.
  7. Con la ayuda de un cucharón, vertemos la mezcla en los moldes y ponemos éstos en el interior de una fuente para horno.
  8. Vertemos en la fuente el agua que pusimos a calentar hasta que cubra la mitad de los moldes.
  9. Llevamos la fuente al horno. Horneamos, a 170ºC, durante 35 minutos o hasta que los flanes estén cuajados. Para comprobarlo, pinchamos con un cuchillo y observamos si, al retirarlo, pueden verse restos de masa, si así fuese, prolongamos el horneado unos minutos más.
  10. Cuando los flanes estén listos, los retiramos del baño Maria y dejamos que se enfríen.
  11. Una vez fríos, los tapamos con un plástico y los llevamos a la nevera para dejarlos reposar durante varias horas.
  12. Pasado el tiempo de reposo, ya podemos desmoldar nuestros flanes y servirlos.

Anotaciones y Consejos

Si queréis potenciar el sabor de este flan, podéis preparar una infusión poniendo la leche a calentar junto con una vaina de vainilla y un trozo de corteza de limón.

Antes de meter los moldes en la nevera, os aconsejo que los tapéis con un plástico para que la parte expuesta no se seque.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook