Flan napolitano

Flan Napolitano

¿Nos votas?

El flan es una elaboración básica en el recetario de cualquier hogar. En Cocina Casera lo hemos preparado con numerosos y variados ingredientes. Podéis consultar todas las recetas en nuestra sección de Dulces, donde encontraréis, entre otros, un rico flan de queso, de chocolate blanco o el tradicional de huevo.

En la receta de hoy os enseñamos cómo hacer un flan napolitano. Aunque hemos intentado buscar información a cerca del origen de su nombre, no hemos tenido mucha suerte, tan solo parece quedar claro que esta elaboración forma parte de la cocina mexicana, y que poco tiene que ver con Italia.

La preparación de este rico postre es, como en el caso de muchos otros flanes, realmente sencilla. Tan solo hay que mezclar los ingredientes con unas varillas y verterlos en un molde. El horno se encargará de completar el trabajo.

A pesar de que podéis comprar el caramelo listo para usar, si queréis conseguir un flan con un sabor extraordinario, os recomendamos que os toméis unos minutos más para preparar en casa vuestro propio caramelo líquido, es sencillo y muy rápido de hacer.

Ingredientes [Para 8 personas]:

  • Huevos – 4 unidades
  • Queso de untar – 140 gramos
  • Nata líquida – 340 gramos
  • Leche condensada – 270 gramos
  • Vainilla líquida – 1 cucharada pequeña
  • Azúcar – 150 gramos

Vídeo rápido

Pasos del Flan Napolitano

  1. Cascamos los huevos y vertemos su contenido en un cuenco. Batimos con el accesorio de varillas de la batidora eléctrica.
  2. Vertemos la nata líquida y continuamos batiendo.
  3. Seguidamente, incorporamos la leche condensada y la vainilla. Seguimos batiendo para que ambos ingredientes se incorporen a la mezcla.
  4. En último lugar, añadimos el queso y batimos una vez más hasta que éste se reparta de manera uniforme.
  5. A continuación, preparamos el caramelo líquido, para ello, ponemos el azúcar en una sartén y lo calentamos a fuego medio.
  6. Una vez que el azúcar comience a fundirse, agarramos la sartén del mango y la movemos para que el azúcar fundido se vaya mezclando con el que aún está sólido. No debemos usar espátula, ni otros utensilios para mezclar el azúcar, simplemente, movemos la sartén.
  7. Cuando el azúcar se ha fundido por completo, vertemos el caramelo en el molde.
  8. Dejamos templar un poco el caramelo y vertemos la mezcla que tenemos en el cuenco.
  9. Ponemos el molde en el interior de una fuente para horno.
  10. Calentamos abundante agua en una olla.
  11. Cuando el agua rompa a hervir, la vertemos en la fuente hasta que cubra la mitad del molde.
  12. Llevamos la fuente al horno, precalentado a 180º C, y horneamos hasta que el flan esté cuajado. Comprobamos el punto de cocción pinchando un palillo en el flan.
  13. Una vez que el flan está cuajado, sacamos el molde de la fuente y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.
  14. Una vez que esté frío, tapamos el molde con un film de cocina y lo metemos en la nevera donde dejamos que se asiente hasta el día siguiente.
  15. Al día siguiente, ya podemos desmoldar nuestro flan y servir.

Anotaciones y Consejos

Podéis preparar el baño María metiendo directamente la fuente al horno con el agua a temperatura ambiente. En ese caso, os recomendamos que comencéis a calentar el horno, con la fuente y el agua dentro, al menos media hora antes de empezar a elaborar la receta.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook