Fartons valencianos caseros. Receta fácil

Fartons valencianos caseros. Receta fácil

¿Nos votas?

2 h y 7 m
Calorias: 75
Media
6 personas

¡Hola Cocinacas! Hoy queremos enseñaros a elaborar fartons valencianos caseros, uno de los dulces más típicos y deliciosos de Alboraya. La receta es muy fácil y te enseñaremos algunos trucos para que te queden esponjosos y muy tiernos.

En España tenemos una gran tradición repostera. Por eso en nuestras recetas de postres encontrarás algunas de las tradicionales del país, como por ejemplo los almendrados de Allariz, postre gallego o los panellets de Girona. Así, ayudaremos a que las nuevas generaciones también aprendan a cocinar esos dulces tan ricos que hacen las abuelas y las madres.

Los fartons valencianos caseros son unos bollos alargados, blandos, dulces y absorventes. Se crearon así para mojarlos en la horchata, una bebida refrescante que se obtiene de las chufas. Aunque actualmente los fartons también acompañan a otras bebidas como el chocolate caliente o el café con leche. A los valencianos les encanta tomarlos para desayunar o merendar.

Tanto la horchata como los fartons, forman parte de la gastronomía de Valencia y aunque la primera sí que es antiquísima, los fartons son valencianos y surgieron en la década de los 60.

Durante décadas los horchateros de Alboraya buscaron un dulce que acompañara a su bebida, hasta que finalmente fue la familia Polo la que elaboró un bollo especial, alargado, dulce y tierno, capaz de absorber la horchata sin problemas. Además su forma alargada permitía introducirlo hasta el fondo del vaso, independientemente de la forma que este tuviera. Así nacieron los actuales Fartons Polo, los auténticos inventores de els fartons valencians.

La receta que nosotros te mostramos a continuación es la más parecida a los de la reconocida marca de Alboraya que hemos podido encontrar entre los recetarios valencianos. ¡Esperamos que te guste!

Ingredientes para 6 personas

Para los Fartons

  • Harina de fuerza - 600 gr.
  • Azúcar - 100 gr.
  • Aceite de girasol - 100 ml.
  • Agua - 100 ml.
  • Levadura fresca - 50 gr.
  • Huevos - 2 unidades
  • Sal - 10 gr.

Para el glaseado

  • Azúcar glass - 100 gr.
  • Agua - 30 ml.

Cómo hacer la receta de Fartons valencianos caseros. Receta fácil

  1. Comenzamos preparando la masa de los fartons. Para ello echaremos en un bol el agua tibia y añadimos la levadura fresca hasta que quede completamente disuelta. Reservamos. En otro bol, batiremos los dos huevos y cuando estén bien batidos, añadiremos el azúcar y lo mezclaremos. A continuación, echaremos el aceite de girasol y mezclaremos todo. Ahora, añadiremos también el agua y la levadura que teníamos reservada y volveremos a mezclar todos los ingredientes.
  2. En un tercer bol vamos a tamizar la harina de fuerza y añadiremos la sal. Cuando ya estén mezclados los dos ingredientes sólidos, echaremos los líquidos que hemos preparado en el paso anterior, poco a poco. Y empezaremos a amasarlos durante unos 15 o 20 minutos. La masa tiene que quedar suave, sin grumos y elástica. Una vez amasado, haremos una bola, la tapamos con un paño o papel film y dejamos que repose durante una hora aproximadamente.
  3. Cuando veamos que la masa ha doblado su volumen, vamos a cortarla en pequeñas porciones de 50 gramos y haremos bolas. Con un rodillo, amasaremos cada bola estirándolas unos 20 cm. e intentaremos que queden rectangulares. Enrollaremos cada farton sobre sí mismo y los pondremos en la bandeja del horno, sobre la que previamente habremos puesto papel especial de horno. Intentaremos dejar espacio entre cada bollo, para que no se peguen unos a otros cuando crezcan en el horneado.
  4. Introducimos la bandeja de fartons al horno, precalentado previamente a 180ºC con calor arriba y abajo. Horneamos durante 7 minutos, hasta que se doren.
  5. Mientras se hacen los fartons, prepararemos el glaseado. Para ello, mezclaremos el azúcar glass con el agua tibia hasta que no queden grumos. Además, debemos conseguir que quede espeso para obtener el famoso glaseado blanco. Cuando los fartons ya estén dorados, los sacaremos del horno. Es mejor esperar a que templen para glasearlos con ayuda de una cuchara.

Notas y Consejos

Cuando los fartons estén fríos disfrutaremos de ellos junto a un vaso de deliciosa horchata.

Uno de las principales claves de éxito para que los fartons queden esponjosos y tiernos está en dejar levar la masa el tiempo suficiente, y esto depende mucho de la temperatura ambiente. Esta debe doblar su volumen y para controlarlo, un truco es poner la masa de los fartons en un recipiente de cristal transparente y dejar una pequeña marca con lápiz en la parte exterior.

¿Qué te ha parecido nuestra receta? Te animamos a que pruebes a hacerlos en casa y luego nos comentes si el sabor se parece a los fartons valencianos. También nos gustaría saber qué otros postres o dulces tradicionales te gustan y publicaremos la receta si aún no la tenemos.

Si estás interesado en saber más sobre la gastronomía de Valencia, no te piedas nuestro artículo de Comer y Viajar. Es un viaje gastronómico para chuparse los dedos.

¡Hasta pronto Cocinacas!

Si te ha gustado esta receta de Fartons valencianos caseros. Receta fácil te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Postres y no olvides seguirnos en Youtube donde tenemos más de 1.000 Vídeos gratis para ti. HAZ CLICK AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube