Cómo hacer Caramelo Líquido

Cómo hacer Caramelo Líquido casero

¿Nos votas?

15 m
Calorias: 40
Fácil
8 personas

En la receta de hoy os vamos a enseñar a preparar un rico caramelo líquido casero que podréis usar en la elaboración de postres como el flan de huevo o el pudin de manzana.

La elaboración de caramelo es realmente sencilla y muy rápida. Simplemente poniendo a calentar la cantidad de azúcar deseada, obtendremos, en pocos minutos, un versátil caramelo. Una de las ventajas de hacerlo en casa es que podemos darle diferentes tonalidades, que se diferencian, principalmente, por la intensidad de su sabor.

En la receta de hoy vamos a preparar un caramelo líquido puro, sin otro ingrediente que azúcar refinado. Obtenemos así un producto denso que debéis usar antes de que se enfríe. Si queréis un caramelo más líquido, os aconsejamos añadir un poco de agua al comienzo, con 4 ó 5 cucharadas va bien. También hay quienes ponen un poco de zumo de limón, junto con el agua, para que el caramelo quede más líquido. Independientemente del método que elijáis, es importante no usar espátulas para remover el azúcar.

Ingredientes para Cómo hacer Caramelo Líquido casero para 8 personas

  • Azúcar - 200 gramos

Cómo hacer la receta de Cómo hacer Caramelo Líquido casero

  1. Ponemos el azúcar en una sartén, o recipiente de fondo grueso, y comenzamos a calentarlo a fuego medio. Dejamos que el azúcar se vaya calentando poco a poco, sin prisa, querer acelerar el proceso suele ser una de los errores más comunes que dan lugar a que el azúcar se cristalice. Así que, ya sabéis; paciencia.
  2. Cuando el azúcar comience a fundirse, agarramos la sartén del mango y la movemos para que el que ya se ha fundido comience a mezclarse con el que aún permanece en estado sólido. Una vez que el azúcar ha comenzado a fundirse, podemos bajar un poco el fuego.
  3. Continuamos moviendo la sartén hasta que todo el azúcar se haya fundido. Todo el proceso no os llevará más de unos pocos minutos. Debéis prestar mucha atención para que el caramelo que ya se ha formado no se queme.
  4. Cuando ya tenemos todo el azúcar fundido, y este ha adquirido una tonalidad dorada, lo vertemos en los moldes elegidos.

Notas y Consejos

Es importante que no uséis espátulas, cucharas u otros utensilios para mover el azúcar, simplemente cogemos por el mango el recipiente en el que lo tenemos y lo movemos.

Hay personas que añaden un poco de zumo de limón una vez que el azúcar se ha fundido para conseguir que se mantenga líquido.

El caramelo que se obtiene con esta receta vuelve a solidificar una vez que se enfría, por eso es conveniente prepararlo justo en el momento de usarlo. Si os sobra, podéis guardarlo en un bote y calentarlo al baño María para poder usarlo posteriormente.

Podéis preparar este caramelo haciendo uso de azúcar blanco refinado o azúcar integral.

Para retirar los restos de caramelo del cazo, o de los moldes, simplemente ponemos agua caliente y esperamos un poco para poder disolverlo fácilmente.

Si te ha gustado esta receta de Cómo hacer Caramelo Líquido casero te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Postres y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook