Descubre qué es imprescindible ver y comer en Berlín

Descubre qué es imprescindible ver y comer en Berlín

Danos tu valoracion

¡Hola Cocinacas! En nuestra sección de Comer y Viajar te enseñamos el mejor turismo y la gastronomía de las ciudades o países que ya hemos visitado. Con nuestro artículo de hoy sabrás qué ver y qué comer en Berlín en tu próximo viaje, ya que la gastronomía es una de las partes más interesantes de viajar.

Berlín es la capital de Alemania y se localiza al noreste del país, franqueada por los ríos Spree y Havel. A lo largo de la historia también fue capital del Reino de Prusia, del Imperio Alemán, de la República de Weimar y del Tercer Reich. Tras la Segunda Guerra Mundial, Berlín quedó dividida en dos: la zona Este, donde se creó la República Democrática Alemana (RDA) y al Oeste, la República Federal de Alemania (RFA). En 1990 se produjo la reunificación y la ciudad recuperó la capitalidad del país.

A pesar de su turbulenta historia, hoy Berlín es una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea. También lo es como centro cultural y artístico de primer nivel. Necesitarás, al menos, un par de días o tres para ver los principales lugares de interés y disfrutar del espíritu joven y enérgico que transmite la ciudad.

La comida berlinesa, por su parte, es sencilla y contundente. No pretende atraer al comensal por su aspecto si no por su contundencia. Además, cuenta con una fuerte influencia de la cocina de Brandemburgo y extranjera.

A continuación te enseñaremos cuáles son los principales puntos de interés de la ciudad y los platos más tradicionales que comer en Berlín, para que disfrutes al máximo la experiencia.

Lugares imprescindibles que visitar

Puerta de Brandemburgo

Puerta de Brandenburgo en Berlín

Es una antigua puerta de entrada a la ciudad, situada en la bonita Pariser Plaz. Inaugurada en 1791, actualmente es uno de los símbolos más importantes de la capital alemana. Representa el triunfo de la paz sobre las armas.

Se parece al Arco del Triunfo de París, aunque en este caso destaca la cuadriga de cobre que se encuentra situada en la parte superior, la cual representa a la Diosa de la Victoria.

Muro de Berlín

Muro de Berlín

Fue construido tras la Segunda Guerra Mundial, en plena Guerra Fría entre los comunistas soviéticos y los aliados. Este dividió durante 28 años a la ciudad en dos: la zona oriental (soviético) que se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA), y la occidental (compuesta por el sector estadounidense, francés y británico) que pasó a llamarse República Federal Alemana (RFA).

El muro, con un total de 144 km, fue derrumbado en 1989. Hoy se conserva el East Side Gallery, 1,3 kilómetros de muro en los cuales hay más de cien pinturas que constituyen la mayor galería al aire libre del mundo.

Alexander Platz

Alexander Platz en Berlín

Es una de las plazas más importantes de la ciudad. También lo fue de la República Democrática Alemana y en ella se vivieron acontecimientos históricos relevantes. En los años 60, se peatonalizó y para demostrar el poder del gobierno, levantaron la Torre de Televisión (Fernsehturm) de 368 metros, que a día de hoy sigue siendo uno de los edificios más altos de Europa. En esta plaza también se celebraron las protestas contra el gobierno comunista del 4 de noviembre de 1989. Cinco días después anunciaron la libertad para cruzar el Muro de Berlín.

Flanqueada por el Río Spree y el Palacio de la República, en la plaza también se puede ver la Fuente de la Amistad entre los Pueblos, la Galería Kaufhof y el Reloj de las Horas del Mundo.

Catedral

Catedral de Berlín

Berliner Dom o la Catedral de Berlín es el edificio religioso más representativo de la ciudad. Del exterior destaca su cúpula de cobre de color verde, a la que se puede subir y disfrutar de unas excelentes vistas. Y del interior, el altar de mármol blanco y ónix amarillo, así como la Cripta de la dinastía Hohenzollern, una familia de gobernantes alemanes.

Parlamento

Parlamento alemán

El antiguo edificio del Reichstag es actualmente la sede del Parlamento Alemán (Bundestag). Se trata de un edificio histórico con aspecto de templo clásico, coronado por una gran cúpula rediseñada por el arquitecto Norman Foster.

Parque Tiergarten

Parte Tiergarten

Muy cerca del Parlamento se encuentra este parque que es el más grande de la ciudad. En sus 200 hectáreas cuenta con una zona de lagos y otros lugares destacados como el Monumento Soviético, construido en honor a los 80.000 soldados rusos que murieron durante la batalla de Berlín. También se puede ver el Monumento Nacional a Bismarck y la Columna de la Victoria.

Monumento al holocausto

Monumento al holocausto en Berlín

La traducción literal del nombre alemán es Monumento memorial a los judíos asesinados en Europa. Es uno de los lugares más sobrecogedores de la ciudad. Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, en recuerdo a los judíos asesinados por el régimen nazi.

En la zona subterránea se encuentra el centro de información, donde destaca una sala con los nombres y fechas de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto.

Barrios

El el barrio judío aún encontrarás el recuerdo de la gran comunidad que vivía allí antes de la Segunda Guerra Mundial. Las placas doradas en el suelo que hay delante de muchas casas, llevan el nombre de la familia judía que vivía en el edificio antes de que fuera enviada a un campo de concentración.

En la calle Rosenstrasse se encuentra el monumento Block der Frauen, dedicado a las mujeres alemanas casadas con judíos que consiguieron con sus manifestaciones, que sus maridos no fueran enviados a los campos de concentración. En el barrio también se encuentra el Dead Chicken Alley, un callejón lleno de graffitis y el Memorial Jewish Cemetery, un cementerio judío.

Otro más alternativo es el barrio de Kreuzberg o barrio turco. Ahí vive la gran comunidad de inmigrantes turcos por lo que el ambiente es muy auténtico. Encontrarás tiendas de ropa alternativas y alguno de los graffitis más famosos de la ciudad como el Astronaut Cosmonaut y el de Nature Morte.

Museos

Museo Pérgamo en Berlín
Museo Pérgamo

En Berlín se encuentran algunos de los museos y galerías de arte más importantes del mundo. Hay casi 200 museos en toda la ciudad, entre ellos los imprescindibles son el Museo de Pérgamo, en el que se exponen antigüedades clásicas, de Oriente Próximo y muestras de arte islámico, y el Museo Nuevo, donde se encuentran excelentes muestras de arte egipcio, prehistórico y protohistórico.

Ambos se encuentran en la Isla de los Museos de Berlín, situada en el río Spree. Es uno de los conjuntos museísticos más importantes del mundo y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los otros tres prestigiosos museos que albergan colecciones arqueológicas y de arte son el Museo Antiguo, la Antigua Galería Nacional y el Museo Bode.

Qué comer en Berlín

La cocina berlinesa es muy parecida a la cocina alemana, pero posee algunas características que la distinguen. La carne de animales cazados en los bosques locales, el pescado fresco de los lagos de Berlín y otros productos regionales son los ingredientes con los que los chefs dan a sus platos ese toque especial berlinés. También cuenta con una gran variedad en postres y pasteles.

La gastronomía de la capital es, además, muy simple. Prestan una mayor atención a la abundancia de los platos, que a la presentación y está fuertemente influenciada por la cocina de Brandenbugo. Además, Berlín es considerada como una de las ciudades europeas en la que más comida rápida se consume, pero de gran calidad.

A la hora de comer en Berlín ten en cuenta que los ingredientes típicos son la carne de cerdo, las aves como el ganso, y el pescado blanco (la anguila es uno de los más destacados). Las verduras más empleadas son las coles, guisantes, nabos, pepinos y sobre todo, las patatas. Así como legumbres, sobre todo lentejas y judías.

Platos típicos berlineses

  • Currywurst

Plato de currywurst para comer en Berlín

Es uno de los platos más típicos para comer en Berlín. Consiste en una salchicha que se sirve cortada en rodajas, espolvoreada con una salsa de kétchup con curry y suele ir acompañada de patatas fritas. Es tan popular que prácticamente puede encontrarse en cualquier restaurante o puesto callejero.

  • Salchichas alemanas

Si hay un producto por el que Alemania es conocida, son las salchichas. Se pueden encontrar hasta 1.500 tipos de salchichas diferentes y cada región alemana ofrece una especialidad diferente.

  • Eisbein Mit Sauerkraut

Eisbein, plato típico para comer en Berlín

Codillo de cerdo en salmuera acompañado con puré de guisantes y sauerkraut (col agria). Es el plato local que, cuando se pide consejo para comer en Berlín, más se recomienda.

  • Kasseler

Filete de cerdo ahumado y en salazón, parecido a la chuleta de sajonia de España.

  • Frikadeller

Aunque el origen es danés, estas albóndigas de carne picada también son muy populares en Berlín. Son una mezcla de carne de ternera y huevo, a la que le añaden una mezcla de especias alemanas (pimienta negra, nuez moscada y mejorana en polvo). Una vez formadas, las hacen fritas.

  • Kebab

Kebab, plato típico para comer en Berlín

Su origen está en el barrio berlinés de Kreuzberg, donde un inmigrante turco, Kadir Nurman, lo ideó en los años 70 como comida rápida barata para los obreros. Hoy en día puede encontrar la combinación de jugosa carne a la parrilla en pincho, ensalada fresca y salsa picante en un pan plano y crujiente en casi cada esquina de la ciudad.

  • Aal grün

Plato de anguila servido con salsa de hierbas aromáticas, de ahí su característico color verde.

  • Kartoffelsalat o ensalda de patatas

Kartoffelsalat o ensalada de patatas, típico para comer en Berlín

  • Rollmops

Son filetes de arenque enrollados y es uno de los aperitivos más consumido en toda Alemania.

Dulces y postres

  • Berliner Pfannkuchen

Berlinesa postre típico para comer en Berlín

La berlinesa es una preparación en forma esférica de masa dulce frita en aceite, rellena de mermelada de ciruela, fresa o algún tipo de crema.

  • Strammer Max

Rebanada de pan con mantequilla, jamón y un huevo frito.

  • Apfelkuchen o pastel de manzana.
  • Käsekuchen o pastel de queso.

Bebidas típicas de Berlín

La cerveza es la bebida típica por excelencia en Alemania, por lo que en la capital no podría ser menos. Dentro de las múltiples variedades que existen, destacaremos cuáles son las cervezas berlinesas.

La cerveza Weizenbier típica de Berlín es de sabor afrutado, se elabora con cebada. Mientras que la cerveza Berliner Weisse es una variedad de la anterior pero más floja. Se elabora con trigo y cebada. También es común pedir una Radler, o una Alsterwasser que son cerveza y limonada a partes iguales. E incluso tomar Diesel, que es cerveza con refresco de cola.

Otra de las bebidas alcohólicas más famosas es el Eierlikör, un licor o ponche de huevo.

Esperamos que toda esta información sobre los lugares que tienes que ver y los platos más típicos que comer en Berlín, te resulte útil y disfrutes muchísimo del viaje.

A nosotros nos encantaría que nos cuentes a través de los comentarios si alguna vez has estado en la capita de Alemania y qué es lo que más te gusta, incluida la gastronomía.

También puedes contarnos cuál te gustaría que fuera la próxima ciudad o región que visitemos fuera de España. Si lo conoces bien, nos encantaría saber qué lugares nos recomendarías ver y, sobre todo, cuáles son los platos más típicos que probar.

¡Hasta la próxima Cocinacas!

Deja tus comentarios y dudas en nuestro YouTube