Rosquillas de anís

Rosquillas de anís

¿Nos votas?

¡Hola de nuevo! Hoy quería hacer una receta de toda la vida y que coge especial interés en Semana Santa y que llevaba tiempo queriendo hacerla. ¡Hoy haremos rosquillas de anís! En realidad, ya hice estas rosquillas la semana pasada pero… no llegaron a tiempo para la foto de rigor, así que este fin de semana, que con el mal tiempo que ha hecho, me he dispuesto a repetir la receta haciendo esta vez el doble, para que cundan más. Además, podéis ver aquí otra receta estupenda de Rosquillas caseras

Las rosquillas son una receta que quien haya veraneado en pueblos, ya conocerá pero quien no, aquí puede leerla. En esta receta, he usado anís, como las originales, pero si las preferís sin anís, simplemente hay que sustituir su peso en leche.

Ingredientes para 40 rosquillas aprox:

Para las rosquillas:

  • 3 huevos
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 40 ml de aceite de oliva
  • 110 ml de leche
  • 50 ml de anís
  • 80 gr de azúcar

La ralladura de 1 limón

  • 20 gr de levadura (2 cucharaditas)
  • 600 gr de harina de repostería
  • c/n Azúcar para espolvorear
  • c/n aceite de girasol para freír

También necesitaras:

  • 1 ensaladera
  • 1 colador o tamiz
  • 1 varilla
  • Papel absorbente
  • 1 sartén

Elaboración de las Rosquillas de anís

  1. Para hacer estas deliciosas rosquillas, primero hay que cascar los huevos en una ensaladera, batirlos levemente y añadirle el azúcar. Añadirle también los aceites, la ralladura y el anís
  2. Una vez que lo anterior esté homogeneizado, incorpórale la mitad de la leche aproximadamente y despues la mitad de la harina.
  3. Cuando se haya integrado, añade el resto de la leche, y por último, el resto de la harina con la levadura.
  4. Cuando tenga una textura adecuada, es decir, maleable pero no pegajosa, déjala reposar 5 minutos para que la harina termine de absorber los líquidos y se pueda trabajar mejor.
  5. Pon en una sartén aceite para que cubra hasta la mitad de las rosquillas. Caliéntalo a fuego medio y cuando esté caliente, ve formando rosquillas de 20-30 gr y fríelas. Hazlas a fuego medio ya que a fuego alto, se harán por fuera pero por dentro quedaran crudas.
  6. Ya fritas, sácalas a una bandeja con papel absorbente y espolvoréalas azúcar en grano.
    Cuando no estén calientes, guárdalas en un recipiente hermético (un tupper o similar). Aunque en unos días se habrán secado (en caso de que aún queden), pero untadas en leche o café estarán igual de buenas.

Espero que os gusten.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook