Galletas de chocolate y mazapán

Galletas de chocolate y mazapán

¿Nos votas?

Galletas de chocolate y mazapán

Si os gustó nuestra receta de galletas espiral, no os podéis perder la propuesta de hoy. Aplicando la misma técnica que la utilizada para elaborar las mencionadas galletas, hemos elaborado otras con dos masas diferentes; chocolate y mazapán, el resultado es un rico dulce ideal para servir durante las fiestas navideñas.

Aunque la elaboración de este receta es un tanto laboriosa, no es complicada, si seguís con atención el paso a paso que os compartimos a continuación, estamos seguros de que no se os presentará complicación alguna.

Si os animais a prepararlas, os recomendamos que hagáis el doble de masa de mazapán de la indicada en la receta, así podréis aprovechar para preparar unas divertidas figuritas de mazapán casero. Si tenéis niños en casa es un buen momento para invitarles a que os ayuden en su elaboración, veréis lo bien que se lo pasan torneando las figuritas.

Lo mejor de estas galletas es que se conservan en perfecto estado durante muchos días, por lo que podéis aprovechar para elaborar una buena cantidad y servirlas en la bandeja de los dulces navideños durante estas fiestas.

¿Queréis saber cómo preparar estas ricas galletas de chocolate y mazapán? ¡Vamos con la receta!

Vídeo de la Receta

Ingredientes [Para 34 galletas]:

Para la masa de chocolate:

  • Mantequilla – 125 gramos
  • Azúcar integral – 150 gramos
  • Huevo – 1 unidad
  • Harina de trigo – 215 gramos
  • Cacao en polvo – 40 gramos
  • Chocolate blanco – 100 gramos

Para la masa de mazapán:

  • Almendra molida – 200 gramos
  • Azúcar glacé – 200 gramos
  • Clara de huevo – 1 unidad

Elaboración de la Receta

  1. En primer lugar, mezclamos en un cuenco, con la ayuda de una varilla, la mantequilla y el azúcar hasta obtener una pasta de textura cremosa.
  2. Añadimos el huevo y seguimos mezclando para que se incorpore.
  3. En otro cuenco mezclamos el cacao en polvo y la harina.
  4. Seguidamente, añadimos la mezcla al otro cuenco al tiempo que continuamos mezclando para que todos los ingredientes queden integrados en una masa de textura ligeramente pegajosa. Tapamos el cuenco con un plástico, lo llevamos a la nevera y dejamos reposar la masa durante 1 hora.
  5. Mientras tanto, preparamos la masa de mazapán, para ello; comenzamos mezclando en un cuenco el azúcar glacé y la almendra cruda molida.
  6. Añadimos la clara de nuevo y amasamos a mano hasta obtener una masa de textura lisa y uniforme. Tapamos el cuenco con un plástico y dejamos que la masa repose durante 30 minutos.
  7. Transcurrida la hora de reposo de la masa de chocolate, la sacamos de la nevera y la colocamos entre dos láminas de papel vegetal. Con la ayuda de un rodillo la estiramos hasta que nos quede de un grosor aproximado de 2 ó 3 milímetros. Procedemos del mismo modo con la masa de mazapán.
  8. A continuación, solapamos ambas masas y, con la ayuda de un cuchillo, recortamos los extremos hasta formar un rectángulo.
  9. Ahora, enrollamos las dos masas con la ayuda de la lámina de papel vegetal.
  10. Con un cuchillo, cortamos el rollo en porciones de entre 0,5 y 1 centímetro de grosor. A medida que las cortamos las ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  11. Seguidamente, llevamos la bandeja al horno precalentado a 180º C y horneamos durante 15 minutos.
  12. Pasado el tiempo de horneado, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar las galletas durante 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla metálica donde dejaremos que se enfríen por completo.
  13. Mientras las galletas se enfrían, ponemos a fundir el chocolate blanco al baño María. Una vez fundido, lo ponemos en un recipiente estrecho.
  14. Sumergimos la base de las galletas en el chocolate blanco y las ponemos boca abajo en una bandeja.
  15. Por último, llevamos la bandeja a la nevera donde la dejamos durante 30 minutos para que el chocolate solidifique.

Anotaciones y Consejos

La masa de mazapán nos debe quedar con una textura elástica, si nos quedase demasiado seca y dura debemos añadir más clara de nuevo para suavizarla.

Los recortes de masa podemos hornearlos tal cual.

Si lo preferimos, podemos bañar la base de las galletas en chocolate negro o dejarlas tal cual, sin bañar.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook