Roulade de espinacas y queso

Roulade de espinacas y queso

¿Nos votas?

Roulade es una palabra francesa que proviene del término rouler (enrollar). Normalmente hace referencia a un filete de carne que se enrolla alrededor de uno o varios ingredientes, como puede ser quesos, verduras, o incluso otras carnes.

En Cocina Casera nos hemos decantado por un roulade de espinacas relleno de queso, una opción mucho más saludable para nuestro organismo que los rollos elaborados con carne.

En nuestra página puedes encontrar otra versión de este rollo, recogida en nuestra receta de brazo de gitano o rollo de salmón, aguacate y gambas. También puedes encontrar numerosas recetas elaboradas con sanas y ricas espinacas.

Ingredientes [para 4 personas]:

  • Huevos – 4 unidades
  • Espinacas frescas – 300 gramos
  • Sal – al gusto
  • Nuez moscada – 1 cucharada pequeña
  • Queso rallado – 20 gramos
  • Ajo en polvo – 1 cucharada pequeña
  • Queso para untar – 200 gramos
  • Nata líquida – 4 cucharadas grandes

Pasos del Roulade de espinacas y queso

  1. En primer lugar, cocemos las espinacas frescas en agua hirviendo durante 8 minutos. Escurrimos y picamos finamente. Reservamos.
  2. Separamos las claras de las yemas. En un cuenco mediano, batimos las yemas. Añadimos las espinacas, la sal, la nuez moscada y el ajo. Volvemos a batir bien. Añadimos el queso rallado, y continuamos batiendo hasta que todos los ingredientes queden integrados.
  3. En otro cuenco, batimos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos con movimientos envolventes, sin llegar a batir, solo mezclando cuidadosamente para evitar que la mezcla pierda aire, lo que haría que quedase menos esponjosa.
    En un cazo, calentamos a fuego suave el queso de untar y la nata líquida. Sazonamos.
  4. Mantenemos a fuego suave, unos pocos minutos, hasta obtener una crema homogénea. Precalentamos nuestro horno a 200ºC.
  5. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal. Sobre el papel, vertemos la mezcla de espinacas, huevos y queso que tenemos reservada. Con la ayuda de una espátula, extendemos la pasta hasta obtener un fino rectángulo de, aproximadamente, 30x45cm. Horneamos durante 15 minutos o hasta que la masa cuaje.
  6. Sacamos la masa del horno. Ponemos encima otro papel vegetal, y, encima de éste, colocamos un trapo de cocina. Con cuidado, le damos la vuelta a la masa. Retiramos el papel vegetal sobre el que hemos horneado nuestra masa. Con la ayuda de una espátula, extendemos la mezcla del queso y nata y enrollamos ayudándonos del papel vegetal.
  7. Cortamos en rodajas y servimos caliente. Podemos acompañar nuestras rodajas de roulade con salsa de tomate, unas patatas fritas, un poco de arroz, carne, o lo que deseemos.

Anotaciones y consejos

Es muy importante que el enrollado de la masa lo hagamos nada más sacarla del horno, mientras aún está caliente. Si descuidamos este paso, y dejamos que la masa horneada se enfríe, nos será mucho más difícil llevar a cabo el proceso de enrollado.

Deja tus comentarios y dudas en nuestro facebook